X
Regístrate
Cuidados / Salud

En invierno, ¿los perros también se resfrían?

#Cuidados / Salud

En invierno, ¿los perros también se resfrían?

Estamos en pleno invierno y debemos cuidarnos de los cambios de temperatura para no caer enfermos. Nos preocupamos de abrigar bien a los niños en las mañanas y evitar los cambios bruscos de temperatura, pero ¿Qué pasa en invierno con nuestros perros?

Te contamos que ellos al igual que los humanos, también se resfrían y sufren con el invierno, por lo que  es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones.

Si ves que tu perro presenta tos seca , estornudos, decaimiento e inapetencia, es necesario mantenerlo tranquilo, abrigado e hidratado. No lo obligues a comer, pero puedes incentivarlo poniéndole un poco de agua tibia en su alimento seco.

El cuadro debiera pasar en unos  5 a 7 días, si ves que el cuadro empeora te recomendamos consultar con un veterinario.

¿Cómo prevenir los resfríos en los perros?

Intenta que tu perrito no pase frío: Si la casa está muy helada, recuerda abrigarlo a  él también. En el mercado existen innumerables opciones de capitas, parkas, chalecos y chaquetas para perros, que pueden ayudarle a estar más cómodo en invierno, sobre todo a los perros de pelo corto.

Ten en cuenta que ciertas razas tienen un aislante natural del frío con varias capas de pelo, por lo que es preferible no cortarles el pelo en esta época. Si lo ves cómodo, sin frío o al tocar su piel entre los pelos ves que está tibia, no necesitará abrigo extra.

Los perros de exterior necesitan una casa que  tenga una aislación al frío y la lluvia, si no la tiene, ponle un plástico en el techo para que no se pase el viento y el agua. También intenta que no esté en contacto directo con el suelo. Puedes ponerle algunas tablas debajo para eso o aislar el suelo con cartones y diarios. Llena su casa de alfombras y mantas para que esté calentito. Ventila y tiende las mantas en el patio periódicamente.

No pongas la entrada de la casa directo a las corrientes de aire, puedes ponerla enfrentada a una pared con la distancia suficiente para que tu mascota pueda entrar y salir cómodamente.

Si sales a pasear con tu perro recuerda ponerle una capa extra de abrigo.

Por último, no te preocupes de los contagios con tu familia ya que los virus y bacterias de los perros son diferentes a los  de los humanos, por lo que no hay riesgo de contagio hacia o desde tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.