X
Regístrate
Cuidados / Salud

El mejor momento: la hora del baño

#Cuidados / Salud

El mejor momento: la hora del baño

El brillo y calidad del pelaje de tu perro está determinado principalmente por la genética, la nutrición, la salud y por supuesto, los baños y los cortes de pelo. ¿Sabes cada cuánto debes bañar a tu mascota? Acá te lo contamos.
Cuando hablamos del pelaje, hablamos de una suerte de reflejo interior de la mascota. La nutrición es un aspecto esencial para un buen pelaje, debido al aporte de los ácidos grasos contenidos en los alimentos de calidad, sobre todo aquellos que poseen aceites de pescado. Al observar el pelaje de tu mascota, podemos sacar ciertas conclusiones, siempre teniendo en cuenta el aseo correcto y metódico.

La gran pregunta: ¿Cada cuánto debemos bañar a nuestra mascota?

La frecuencia del baño en perros siempre ha sido un tema de discusión. Lo cierto, es que la frecuencia será según las necesidades de cada perro, de la familia y sus costumbres. Los perros de interior tendrán un régimen de baño mayor, en cambio los perros de exterior no necesitan tanta frecuencia. También hay razas predispuestas al mal olor como los shar-pei, bulldog francés, bulldog inglés y mastines, por mencionar algunos, mientras que existen otros perros que casi no presentan olor como los dachshunds o teckels.
La recomendación es bañarlos cada dos o tres semanas. Ojo con los cachorros, deben iniciar los baños al terminar su ciclo de vacunación, ya que puede ser una actividad estresante que baje sus defensas y los exponga a enfermedades.

¿Con qué bañarlos?

El shampoo a utilizar es uno de los puntos más importantes. No se recomiendan los shampoo de uso humano ni tampoco los hipoalergénicos para niños ya que resecan mucho el cuero cabelludo. Lo ideal es usar un shampoo normal para perros o cachorros. Además existen shampoo y jabones para enfermedades específicas que ayudan a mejorar la calidad del pelaje y a recuperar lesiones, comezón, resequedad y hongos. Estos medicamentos son indicados de acuerdo a cada caso, por el médico veterinario.

Uno de los puntos críticos es el enjuague, trascendental para un buen resultado; muchas veces si hacemos un mal enjuague los residuos de jabón o shampoo provocan comezón y caspa. Procura siempre utilizar agua tibia.

¿Y el secado?

Hazlo con toallas secas, si quieres utilizar secador debe haber una atención especial con la temperatura, ya que las quemaduras son muy comunes.
Esperamos haberte ayudado, ahora sólo está en tus manos mantener a tu perro en las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.