X
Regístrate
Cuidados / Salud

Las uñas de nuestra mascota

#Cuidados / Salud

Las uñas de nuestra mascota

Cortar las uñas de tu perro podría no parecer una tarea muy importante, pero en realidad lo es. ¿Por qué? Pon atención a nuestras recomendaciones.

Cortar las uñas de tu perro no se trata solamente de un tema estético: al hacerlo evitarás que se le encarnen y le produzcan un daño mayor. No debes tener miedo al cortar las uñas de tu regalón, con estos datos claves y tomando las precauciones adecuadas lo harás sin ningún problema.

1. Elige un cortauñas

En el mercado hay varias opciones, principalmente existen dos: uno estilo tijera y otro similar a una guillotina. Particularmente aconsejamos el primero ya que te ayuda a tener más control sobre lo que cortas y es más preciso.

2. Elige el momento adecuado

Trata de hacerlo cuando esté relajado y en un lugar cómodo. Un buen momento podría ser después de comer o llegando de un paseo, así estará más cansado. No olvides tener a mano un premio -un bocadito o golosina-, así relacionará el corte de uñas con un momento divertido. Si sangra, recuerda tener a mano el polvo astringente.

3. Mantén una actitud segura y calmada

Si nunca le has cortado las uñas, haz que poco a poco se acostumbre a que le toquen sus patitas. Luego puedes, dentro de un espacio de confianza, realizar el primer corte.

4. Dónde realizar el primer corte

Identifica el hiponiquio de la uña: una marca rosada que al interior se ve más roja. Hay que evitar cortar dicha zona ya que, aunque no necesariamente duele, sangra mucho debido a que contiene un vaso sanguíneo y un nervio. En el caso de las uñas negras o de colores oscuros, no podrás ver el hiponiquio y tendrás que emplear otros métodos, como por ejemplo, cortar menos de lo que consideras apropiado, para no provocar dolor ni sangrado. Pon siempre atención a la forma de la uña, primero es recta y al final se hace curva hasta la punta, es en esa área donde se recomienda el corte. Corta siempre de arriba a abajo, perpendicular a la uña, evitando los ángulos extremos.

5. Sostén la pata en la palma de tu mano con firmeza, pero sin ser brusco

La idea es que tu mano apunte a la misma dirección que la pata, hacia el frente del perro. Coloca tus dedos con cuidado alrededor de la almohadilla plantar y usa tu pulgar para estabilizar la parte superior del dedo en el que cortarás la uña. Esta posición funciona mejor en las patas delanteras.

6. Patas posteriores

Será más fácil si colocas a tu perro de costado, si puedes ponerlo en una mesa aún mejor. Si es un perro grande, pon tus brazos o tu cuerpo sobre el perro para que puedas sostener cómodamente la pata posterior y cortar las uñas.

7. Sangrado

Si por casualidad cortaste más de la cuenta y te sangra el hiponiquio no te preocupes, procura tener a mano el polvo astringente, háblale a tu perro con un tono calmado y dale un premio de inmediato para distraerlo y calmarlo. Si no tienes un polvo astringente, puedes usar maicena, harina o incluso una barra de jabón. Debes presionar la uña fuertemente hasta que se detenga el sangrado.
Si tu perro actúa molesto o agresivo cuando le cortas las uñas, llévalo a un veterinario para un corte profesional.
Dependiendo de la personalidad del perro, es probable que sólo puedas cortar algunas uñas antes de darle un descanso. En cada sesión, trata de cortar más uñas que en la anterior y, con el tiempo, podrás hacerlo todo de una sola vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.