X
Regístrate
Alimentación

La importancia de elegir bien el plato de comida de nuestra mascota

#Alimentación

La importancia de elegir bien el plato de comida de nuestra mascota

El plato de nuestra mascota es igual de importante que el alimento que serviremos en él. Aquí te contamos cómo elegir el plato adecuado para alimentar a tu mejor amigo.

En primer lugar, debes saber que lo principal es tener un plato para la comida y otro para el agua, así evitarás que el alimento se contamine. Y si está en tus posibilidades tener dos juegos de platos para intercambiarlos cada cierto tiempo, mucho mejor. De lo contrario, es ideal lavarlos diariamente. Evita colocar alimento sobre residuos de una ración anterior, para mantener la higiene. El agua también debe cambiarse a diario, para evitar hongos y malos olores.

Debemos tener un plato por cada mascota que tenemos en casa y éste debe estar ubicado en un lugar tranquilo, alejado de zonas muy transitadas.

Se debe considerar:

– Poner el plato sobre altura: Ayuda a disminuir problemas de cuello y columna en nuestras mascotas y también facilita la digestión, ya que en esta posición el alimento pasa con más facilidad al estómago. La elevación del plato la puedes lograr con estructuras especiales fabricadas para este fin o simplemente poniendo su plato sobre una superficie más alta que el suelo, como un escalón o un pequeño cajón de madera.

– Para gatos: Los platos deben ser anchos y poco profundos para evitar que los bigotes se ensucien o aplasten con las paredes del recipiente. Las medidas recomendadas son 4 cm. de profundidad  para la comida y de 5 a 7 cm. para el agua, con un diámetro aproximado de 12 cm.

– Capacidad: El plato debe ser lo suficientemente grande para contener una ración completa. Revisa en el empaque del alimento cuánta cantidad de comida equivale a una ración y asegúrate de no llenarle el plato de más a tu mascota, para evitar sobrepeso.

– Plato de material y diseño fácilmente lavable: Es preferible que el recipiente no retenga grasa o residuos de alimento. El material ideal es acero inoxidable o cerámica.

Sobre los platos de metal:

– Son más higiénicos, fáciles de limpiar y resistentes.

– Debido a su composición molecular, el acero inoxidable es un material no poroso. Por lo tanto, no permite la acumulación de residuos, evitando la proliferación de hongos o bacterias dañinas para el organismo de nuestra mascota.

– No desprenden sustancias de ningún tipo. Algunos plásticos o barnices de cerámica, con el tiempo, desprenden residuos que pueden resultar dañinos para la salud de tu pequeño amigo.

– Soportan golpes y tienen un buen peso, por lo que no es posible para tu mascota arrastrarlos por la casa o llevárselos en el hocico.

– Son antialérgicos. Recuerda que los animales también desarrollan alergias a ciertos materiales. Este material evitará el desarrollo de problemas en la piel, como dermatitis e irritaciones.

En Easy podrás encontrar los mejores recipientes de alimentación para tu mascota, como este plato de acero inoxidable. Así te asegurarás de darle a tu amigo siempre lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.