X
Regístrate
Cuidados / Salud

¿Cómo elegir una cama para tu perro?

#Cuidados / Salud

¿Cómo elegir una cama para tu perro?

Todos los perros tienen su lugar favorito para dormir, incluso a los perros callejeros que rondan en nuestro barrio los podemos ver ocupando siempre el mismo lugar para dormir. Todos ellos merecen una buena cama donde echarse a descansar, sin importar su tamaño ni su edad. ¿Qué debes tener en cuenta para escoger la cama ideal? ¡Te lo contamos!

La camita de tu perro, además de proporcionarle un lugar cómodo donde poder dormir y descansar, ofrece otras ventajas como:

– Los aísla de la temperatura del suelo, tanto del frío como del calor.

– Les proporciona un sitio tranquilo donde pueden relajarse sin ser molestados.

– A los perros más temerosos les transmite una sensación de protección y seguridad.

– Los acostumbra a dormir en un solo lugar evitando que utilicen nuestra cama o sofá.

– Perros mayores, con enfermedades o con problemas en las articulaciones, pueden encontrar el confort que necesitan, siendo aún más específicos, en las camas ortopédicas.

Según lo indicado anteriormente, es muy importante que tu perro tenga una cama, por eso debemos preocuparnos que sea la más adecuada y que se ajuste a las necesidades específicas de tu mascota, más allá de las preferencias estéticas del comprador. Para ello debemos tener en cuenta algunos puntos importantes que nos van a ayudar a elegir la más indicada para nuestro perro.

¿Cómo elegir la camita más adecuada?

Elige el tamaño correcto: Existen diferentes tipos de camas en cuanto a tamaños, formas y materiales para diversas razas y tipos de perros. Lo primero, debes tomar las medidas a tu perro para estar seguro de elegir el tamaño adecuado. Si la camita va a ser utilizada por más de un perro se recomienda que sea una de mayor tamaño, aunque es ideal que cada perro tenga su cama.

Ten en cuenta cómo duerme tu perro: Si a tu perro le gusta dormir acurrucado te recomendamos que elijas una cama con bordes acolchados y de forma redonda u ovalada, esto lo hará sentir cómodo y protegido. Si a tu perro le gusta dormir estirado, la cama para él será sin bordes, plana y rectangular.

Ten en cuenta la estación del año: En invierno debes buscar una cama que aísle a tu perro del frío, lo ideal es que sea bien acolchada, mientras que en verano es preferible una cama tipo colchón y más abierta para sobrellevar las altas temperaturas.

Forma de lavado: Algunas tienen una funda que permite meterlas en la lavadora. Es importante que la cama sea fácil de lavar, ya que como hemos visto, la mantención de la higiene tanto de tu perro como de su ambiente es determinante para la salud general de tu mejor amigo.

Ubicación de la cama: Si la cama del perro va a pasar mucho tiempo al aire libre o semicubierta debes elegir una que sea de material grueso, ojalá térmica para no se deteriore rápidamente.

¿Cómo hacer que tu perro acepte su nueva cama?

Hay perros que reciben felices sus nuevas camas, pero hay otros más quisquillosos, que la rechazan y no la usan. Esto es bastante frecuente debido a que no les gustan las cosas nuevas o desconocidas, sobre todo los olores distintos pues les provocan desconfianza.

Un consejo que puede ayudarte para que tu perro acepte su nueva camita, es poner en ella objetos con su olor y dejarlos ahí, ya sea su manta o sus juguetes.

Ahora ya sabemos cómo mejorar el lugar descanso de nuestra mascota, sigue estos consejos y verás cómo su ánimo y la relación de ambos también se beneficiarán. ¡Si tu perro es feliz, él sabrá como demostrártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.