X
Regístrate
Cuidados / Salud

Cómo evitar las peleas de perros y cómo separar una pelea de forma correcta

#Cuidados / Salud

Cómo evitar las peleas de perros y cómo separar una pelea de forma correcta

Las peleas de perros siempre han estado a la vuelta de la esquina y la mayoría de nosotros ha visto una. Pero cuando involucran a nuestro mejor amigo la angustia y la adrenalina se apoderan de nosotros. Hoy te enseñaremos cómo puedes evitar una pelea y si ya se inició, cómo puedes separar a los perros de forma correcta, sin dejarte llevar por los impulsos del momento y sin correr riesgos uno mismo.

¿Por qué pelean los perros?

Existen varios tipos de peleas de perros, pueden ser por jerarquías, por territorios, por posesión de juguetes o por una hembra en celo. Cada pelea tiene sus características y se debe manejar de forma distinta. Para poder tomar el control de la situación primero debes entender el contexto en que está sucediendo.

Pelea entre dos machos

Este tipo de peleas es la más común. Aquí normalmente se están disputando la jerarquía o territorio. La naturalidad de estas peleas es que tiendan a terminar, ya que las jerarquías se definen rápidamente y cada macho toma su rol. Generalmente los machos inhiben la mordida, pues los ladridos y gruñidos son muy fuertes pero no suelen ir más allá que una muestra de poder. Cuando se trata de una hembra en celo, lo normal es que existan bloques de peleas cortas para no gastar mucha energía en la disputa, definir dominancia y quien monta a la hembra.

Pelea entre dos hembras

En este caso hay que poner más atención, ya que las perras por esencia no buscan pelea, pero si se encuentran en una, lo harán a muerte. En general el motivo de estos enfrentamientos se debe a que buscan defender su territorio y a diferencia de los machos, ellas no inhiben la mordida, por lo que puede ser muy peligroso.

Pelea entre una hembra y un macho

Lo natural es que las hembras acepten la jerarquía y dominancia de los machos. Los machos nunca lastimarán a una hembra, por lo que en este tipo de peleas, los machos corren mucho peligro. Generalmente el macho huye antes de enfrentar a la hembra.

Peleas entre cachorros

Ante este tipo de riña, hay que estar atento si es que hay mucha diferencia entre los cachorros, pues ellos no tienen mucho criterio ni sensibilidad, un cachorro grande podría llegar a lastimar a un cachorro de menor edad o tamaño. Los cachorros nunca serán agredidos ni por machos ni por hembras adultas, así que podemos estar tranquilos por eso. Pero los que aún no llegan a la pubertad entre 8 meses y 1 año, se encuentran en un área peligrosa, pues lucen como un perro adulto, sin embargo aún no tienen el instinto ni la experiencia de pelea como para defenderse de otros perros adultos, por lo que pueden ser agredidos gratuitamente si se expone.

Excepciones a la regla

Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de los comportamientos anteriormente descritos son instintivos y vienen con la naturaleza de nuestros perros. Evita siempre que tu mascota se exponga a perros de razas criados para pelear, como son los bull terriers, pitbull, bull mastiffs, dogos argentinos, entre otros. Porque representan un alto riesgo para tu mascota, quién podría no ser capaz de resistir la mordida. También puedes enfrentarte a la situación en la que un perro de tamaño pequeño es atacado por un perro de tamaño más grande. Esto es muy riesgoso, ya que el perro pequeño por lo general se asusta y arranca, lo que despierta el instinto natural de caza del perro más grande, reprimiendo sus instintos de interacción social, lo que puede ser extremadamente peligroso para el perro pequeño.

¿Qué hacer cuando los perros se pelean?

Lo primero que hay que verificar es si la pelea es un riesgo para alguno de los perros. Si ves que no, no hagas nada, permite que los perros resuelvan sus problemas solos. Generalmente estas resoluciones son perpetuas, y lo “resuelto” en esa pelea se respetará en futuras ocasiones. Si ves que la pelea es peligrosa debes actuar con rapidez.

Lo que nunca debes hacer:

– Tomar los perros del collar, en el estrés de la pelea el perro no se dará cuenta que es tu mano y puede morderte.

– Gritar y exaltarte, ya que sólo provocarás más euforia entre los canes.

– Patearlos o golpearlos, sólo provocarás que se encienda aún más la pelea.

¿Qué hacer?

Entre dos personas, cada uno debe agarrar las patas traseras de un perro y levantárselas del piso, de esta manera, sólo quedarán las patas delanteras apoyadas. Luego de unos minutos, los perros se deberían tranquilizar. No se recomienda castigar a los perros en esta instancia.

Si estás sólo, es más complicado, ya que tienes que escoger al perro más agresivo y tomarlo de las patas traseras. El perro en esta posición está en absoluta desventaja con su contrincante, por lo que debes saber bien a cuál de los perros elegir.

Para evitar una pelea

Al momento de tener un perro, la elección de la raza es muy importante, ya que aunque se sabe que sólo el 20% del carácter de los perros se determina por la raza y el 80% por la crianza, siempre es mejor evitar los riesgos.

Tu perro debe aprender a aceptar la dominancia de los perros mayores y tomar una actitud de sumisión, y no de agresión. Esto se aprende entre las 8 y 12 semanas, gracias a la interacción con otros perros adultos. Si no lo vive, difícilmente lo aprenderá después, lo que puede predisponer a que sea un perro poco sociabilizado y que no se sepa comportar en grupos.

Es importante que tu perro sepa que quien verdaderamente manda eres tú, enséñale obediencia y respeto, mediante órdenes seguras y mucho amor de recompensa. La idea es que tu perro responda a tu llamado ya sea en una pelea o jugando con otros perros.

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.