X
Regístrate
Cuidados / Salud

La importancia de la cola de nuestros perros

#Cuidados / Salud

La importancia de la cola de nuestros perros

La cola de los perros nos muestra las emociones de nuestros pequeños. Es la sonrisa de ellos cuando nos ven llegar, o el miedo que siente cuando la esconde entre sus patas. Sabemos que es una extremidad muy importante para ellos, por eso es que hoy le daremos tribuna.

Todos los perros tienen la cola de diferente largo. Algunos la tienen corta naturalmente mientras a otros se les corta después de nacer. Generalmente esto se hace sólo por estética y para que el perro luzca acorde con los estándares que los humanos han decidido imponerle a su raza. En otros casos -como en ciertos perros pastores u otras razas de perros de trabajo–, una cola larga está considerada como una desventaja, pues puede interferir con sus labores diarias.

La cola y su función

La cola dice mucho sobre el perro. Además de expresar a través de ella alegría, agresión, estrés y muchas otras emociones, le sirve para anunciar su presencia a través del esparcimiento de sus feromonas provenientes de sus glándulas anales por medio de la agitación. Las glándulas anales son dos saquitos que se encuentran alrededor del ano, justo debajo de la cola y contienen una sustancia con un aroma muy particular de cada perro. Cada vez que el perro mueve su cola, los músculos alrededor del ano se contraen y presionan dichas glándulas provocando la salida del “aroma” que predice su presencia.

La cola de los perros también contribuye a mantener el resto del cuerpo balanceado cuando están realizando piruetas como saltar, caminar por una estructura estrecha o trepar por algún lado. Los perros que corren a grandes velocidades –como los galgos– suelen tener colas finitas y considerablemente largas, en proporción con el resto de su cuerpo porque les sirve como contrapeso cuando cambian de dirección en medio de una carrera o hacen virajes cerrados. Esto, a su vez, les permite mayor agilidad para alcanzar mejor a sus presas.

Estructura de la cola

La cola de los perros está compuesta de vértebras móviles que se cubren por una musculatura versátil que, a su vez, tiene varios segmentos -particularmente, la punta- capaces de realizar movimientos finamente graduados. Parte de esta musculatura está conformada por músculos asociados con el recto, el ano y el diafragma pélvico. Estos músculos son importantes para estabilizar la columna vertebral y apoyar la acción de los músculos extensores de la espalda, así como de la grupa (la zona entre los riñones y el trasero) y el trasero.

Por otro lado, los perros aficionados por el agua usan sus colas como timón cuando nadan. Teniendo colas gruesas, fuertes y muy flexibles que ayudan al perro a moverse con facilidad y poder hacer maniobras en el agua.

Por último, podemos ver perros que usan su cola como aislación térmica. Por ejemplo, las razas originarias de zonas muy frías como son los Alaska Malamute, el Gran Pirineo o el Chow Chow, tienen colas bien gruesas y peludas. Y cuando se acuestan sobre la nieve o el hielo, usan sus colas para abrigarse y protegerse del frío.

Los movimientos y su significado

Existen diversas traducciones para los movimientos de la cola y su significado. Aquí te dejamos algunos:

– Movimiento Circulares: Demuestra una emoción positiva, relacionada a la alegría y las ganas de jugar.

– Movimientos rápidos de un lado a otro: Transmite una emoción positiva, pero denota impaciencia y nerviosismo. Generalmente la mueve así antes de que le demos su comida.

– Movimiento corto y rápido: Si a esto le sumamos la expresión de las orejas echadas para atrás, no hay duda que está en posición de ataque para juego o agresión.

– Cola levantada, con la punta hacia arriba: Aquí el perro transmite dominancia y autoridad.

– Cola levantada pero curvada: Esta postura no tiene relación con la anterior, lo que aquí transmite es presencia y atención.

– Cola extendida horizontalmente: Generalmente esta postura la podemos ver en los perros de caza cuando encuentran la huella de una presa, expresando atención, interés y foco. Si a la posición anterior le agregamos cola erizada y orejas hacia atrás, sin duda tenemos una posición de respuesta a un posible ataque.

– Cola Baja: Denota un perro tranquilo.

– Cola baja, cerca de las patas traseras y con ligeros movimientos laterales: Está mostrando inseguridad, no tiene clara las circunstancias, no se siente muy cómodo.

– Cola baja entre las patas traseras: Manifiesta miedo y sumisión. Este movimiento en particular es fundamental y se constituye como una de las pérdidas más importantes si se corta la cola, ya que entre las patas hace también de contención de feromonas, impidiendo que se eliminen y por tanto “manteniendo la intimidad” del perro.

¿Y qué pasa si el perro no tiene cola?

Si se decide el corte de la cola de un perro, éste puede tener graves problemas frente otros perros. Ya que no podrá demostrar dominancia o sumisión, y puede llevarlo a un enfrentamiento violento puesto que puede ser interpretado como un desafío. Por otra parte, la lectura para el ser humano se complica, dificultando saber si puede acercarse al perro con tranquilidad o es mejor (tanto para el animal como para él) adoptar medidas específicas para una convivencia correcta.

Ahora ya sabes lo importante que es la cola para tu mejor amigo, por lo que te invitamos a que lo pienses dos veces antes de cortársela por un tema meramente estético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.