X
Regístrate
Cuidados / Salud

Como prevenir la obesidad en gatos

#Cuidados / Salud

Como prevenir la obesidad en gatos

Al igual que en los humanos, la obesidad es un tema que preocupa en el mundo de los gatos, sobre todo si eres dueño de uno. No solo nos referimos al tema estético, sino que también a una razón mucho más importante que es su salud.

La llegada de los alimentos envasados ha influido en el aumento de la obesidad, ya no se hace necesario cazar su propio alimento, por ende no deben realizar este ejercicio físico cuando obtienen su alimento desde la comodidad de su plato.

A cada felino le afecta de distinta manera e incluso hay algunos que son más propensos a la obesidad. También se mezclan factores como si está o no está esterilizado, la edad, tamaño o algún problema de salud crónico.

Sigue nuestros consejos y ayuda a tu gato a mantenerse más sano y fuerte.

¿Es mi gato obeso?

Los primeros síntomas siempre están a la vista por eso debes fijarte si tiene alguno de ellos y de ser así, significa que tu gato tiene problemas de obesidad.

Estos son algunos de los síntomas:

– Gato menos activo.

– Su ansiedad por la comida es más evidente y pareciera que siempre tiene hambre.

– Te cuesta encontrar sus costillas al tocar su lomo o dorso.

– Su higiene ha disminuido y encuentras residuos de fecas cerca de su cola.

– Simplemente notas que su guatita está más grande.

También ten en cuenta que posterior a una esterilización, los gatos pueden aumentar su peso, pero esto no significa que todos los gatos que se esterilizan sean obesos. Esto se explica ya que al disminuir su producción hormonal, su metabolismo es más lento y se queman menos calorías y grasas.

Dieta adecuada

La nutrición de nuestro gatito va directamente relacionada con la actividad que haga. Si sabemos que nuestro gato no realiza gran cantidad de esfuerzo físico, debemos darle un alimento bajo en calorías y grasas. En cambio, si nuestra mascota tiene un gran gasto de energía calórica diaria, deberemos darle comida alta en calorías y que cubra sus requerimientos generales, entre otras cosas.

Lo más común es que hoy los gatos sean indoor, por lo que un alimento light o bajo en calorías es el indicado, además, debes alimentarlo por lo menos dos o tres veces al día en vez de dejarle el plato lleno. Si le vamos a dar un alimento con alto contenido calórico debemos asegurarnos que tenga mucha actividad y realice mucho ejercicio durante el día. Es importante que le marques bien sus horas de comida, e intentes respetarlas.

En cuanto a las golosinas o premios, debemos espaciarlas mucho en el tiempo y utilizarlas como apoyo positivo a una conducta deseada y no como muestra de nuestro afecto, ya que si hacemos esto último les estaremos dando golosinas muy a menudo y éstas contienen muchas calorías y grasa en exceso. En caso de que nuestro gato ya esté obeso, deberemos suprimir las golosinas completamente.

Ejercicio

Al igual que en cualquier ser vivo, el ejercicio es vital para mantenerse sano y evitar las enfermedades. Es muy importante que si nuestro gato no sale nunca al exterior, remplace ese ejercicio jugando contigo o con otras mascotas del hogar o juguetes. Una manera muy entretenida es crearles circuitos y zonas de juego con estímulos para reforzar el ejercicio.

Los gatos juegan hasta que son viejos, por lo que jugar con ellos y hacerlos que se ejerciten un rato no es difícil. Si nuestro minino ya tiene obesidad veremos que a los pocos días de mantener una dieta adecuada y realizar más ejercicio empezará a bajar peso de forma sana.

Te recomendamos siempre alimentar en forma equilibrada a tu gatito, nunca darle comida que no sea la de él, y estimularlo mucho a jugar, ya que de ésta forma se va a mantener sano, saludable y dentro de su peso normal.

Si tu gato persiste en un estado de obesidad, te recomendamos llevarlo al veterinario y seguir sus recomendaciones, ya que todos los casos y gatos son distintos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.