X
Regístrate
Cuidados / Salud

La criptorquidia canina: diagnóstico y tratamiento

#Cuidados / Salud

La criptorquidia canina: diagnóstico y tratamiento

La criptorquidia es cuando a nuestro cachorro macho no le bajan los testículos, o le baja solo uno. Esto es bastante frecuente, y podría producir problemas de fertilidad y hasta una aparición tumorosa, si es que el testículo definitivamente no baja y queda al interior.

Es muy frecuente, de hecho es la alteración más común del desarrollo sexual del macho. Los testículos deben bajar entre los 2 a 6 meses de vida como máximo.

La criptorquidia se diagnostica mediante la palpación (tacto manual) de la bolsa escrotal, y si se requiere un análisis mayor, se recomienda el uso de ecografía.

¿Por qué se produce?

Es un trastorno heredable, y puede ser adquirido tanto de la madre como del padre. Los cachorros con este trastorno es recomendable no cruzarlos, lo mejor es castrarlos de inmediato.

Hay razas que tienen mayor predisposición, por su característica de heredabilidad, como son: Poodle, Yorkshire, Maltés, Boxer, Schnauzer, entre otras.

Síntomas

Al principio la criptorquidia no produce ningún síntoma, de hecho sólo se detectan en principio por la palpación escrotal.

El problema es que los testículos que no bajan y se quedan en el canal inguinal, en el abdomen, o en el subcutáneo están expuestos a las altas temperaturas abdominales, las que además de alterar en forma importante la fertilidad, tienen tendencia a provocar tumores. Los tumores son de células reproductivas alteradas, estas células en circunstancias normales, provocan hormonas que se regulan naturalmente por feedback interno, y ayudan al desarrollo reproductivo natural del cachorro, pero cuando se trata de un desarrollo tumoral la producción hormonal es desbalanceada, alterando la salud general de nuestro cachorro.

¿Se puede prevenir?

Para poder prevenir esta alteración, la única forma es la correcta elección de los padres reproductores, y preocuparse que los perritos criptorquidios no se reproduzcan, esterilizándolos de inmediato. De igual forma la selección correcta nunca va asegurar un 100% de efectividad.

Tratamiento

El único tratamiento posible es la extracción de al menos el testículo no descendido. Para lo cual debes estar muy atento y conectado con el desarrollo de tu cachorro para poder detectar la alteración a tiempo, procura llevar a tu cachorro en forma periódica a tu médico veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.