X
Regístrate
Cuidados / Salud

Artrosis en perros

#Cuidados / Salud

Artrosis en perros

La artrosis canina es una de las enfermedades más frecuentes en los perros, sobre todo cuando ya están en edad avanzada. Acá te contaremos sobre esta patología y los tratamientos más comunes para enfrentarla de modo que tu regalón tenga una mejor calidad de vida.

Este es una enfermedad degenerativa y progresiva de los cartílagos articulares, lo que se encargan de amortiguar los movimientos normales evitando el rose de los huesos y las estructuras entre ellos. En esta enfermedad, al no estar íntegra la estructura amortiguadora, se empiezan a formar acumulaciones de hueso (osteofitos) por los bordes articulares, lo que genera mucho dolor, pérdida de elasticidad y una reducción importante de los movimientos en los animalitos.

Hay dos tipos de artrosis, la primaria y la secundaria. La primaria es la típica de los perritos viejos, a muchos de ellos les puede pasar por el desgaste natural del cartílago debido a su edad. Generalmente comienza a haber disminución de la movilidad y dolor en las articulaciones.

La artrosis secundaria se presenta por algún problema subyacente que pueda tener el perrito, por ejemplo alguna cirugía, algún traumatismo como fractura o esguince, e incluso puede darse por alguna deformidad con que haya nacido el peludo. En estos casos generalmente es solo una articulación la afectada por ser un problema puntual. También puede haber artrosis secundaria por obesidad, ya que el cuerpo no está preparado para sostener tanto peso, por lo tanto el desgaste articular es mucho mayor por el sobre esfuerzo, así que ojo si tu perrito está muy gordo, es peligroso para sus articulaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en base a la historia clínica del paciente, por ejemplo, alguna lesión previa, deformidad, obesidad, o bien, que la edad avanzada de tu perrito. Llegan a la consulta principalmente por los signos de dolor progresivo y paulatino que va a presentar el perrito, comúnmente puede haber cojeras en las patitas afectadas o arqueamientos lumbares si son columnas con artrosis. Presentan dolor cuando intentamos manipularlos y generalmente prefieren no mover las partes artrósicas y bajan su actividad normal para evitar estos movimientos.

Las radiografías son exámenes complementarios que ayudan a confirmar el diagnóstico y además, ayudan a establecer el nivel de gravedad para poder entregar un tratamiento adecuado en cada caso.

Tratamientos

Dependiendo del grado de dolor y la disminución en la movilidad del peludo, el médico veterinario puede indicar los siguientes tratamientos:

  • Alimentación adecuada: Es de suma importancia la alimentación en esta enfermedad, no solo porque deben mantenerse en su peso ideal para no esforzar de más esas articulaciones ya dañadas, sino que además, es importante no dar comidas ricas en carbohidratos (arroz, papas, trigo, maíz, etc) ya que estimulan la inflamación, por lo tanto, pueden aumentar el dolor y empeorar la enfermedad.

 

  • Complementos articulares: Normalmente se recomienda este tipo de productos/alimentos, pues ayudan a la protección articular y estimulan su regeneración. Estos son la glucosamina y la coindroitina, las puedes encontrar de forma comercial o de manera natural en algunos alimentos como las patas de pollo u orejas de cerdo.

 

  • Analgésicos: Cuando hay mucho dolor, generalmente se usan analgésicos como AINES o corticoides, pero estos deben ser recetados por un médico veterinario, aun cuando sepas cuál usar y en que dósis.

 

  • Ejercicio moderado: Generalmente los perros con esta enfermedad comienzan a bajar su actividad para evitar los movimientos dolorosos, pero si los dejamos quietos todo el día se atrofiarán sus músculos y empeorará el cuadro. Necesitamos darles ejercicio moderado, que dependerá del grado de compromiso que tenga el peludo, debe ser lo necesario para mantener los músculos saludables y sean capaces de contener las articulaciones para no darles trabajo extra. Por ejemplo, puedes sacarlo a diario a caminar de forma tranquila o dar una vuelta a la manzana con su correa de paseo si tu perrito no muestra molestias al hacerlo.

 

  • Cuidar temperatura y ambiente: Debes evitar la humedad, los cambios de temperatura (sobre todo el frío). Te recomendamos que le dejes cama cómoda para dormir, con esto podemos prevenir y disminuir los dolores.

 

Además de lo anterior, existen otros tratamientos complementarios que podrán ayudar a mejorar la calidad de vida de un perrito con artrosis:

  • Fisioterapia: Esta puede ayudar a mejorar la movilidad y reducir el dolor de las articulaciones.

 

  • Acupuntura: Esta también ayuda a reducir el dolor y a mejorar los movimientos, manejar estos signos mejora significativamente la calidad de vida.

 

  • Cirugía: Son pocos los casos, pero algunos pacientes pueden ser sometidos a cirugía para mejorar la articulación o se les puede poner una prótesis en la zona afectada.

Lo más importante de la artrosis es detectarla en sus inicios ya que no es reversible. Si tratamos y cuidamos a nuestro perrito desde el comienzo, su proceso será más lento y podrás controlar de mejor manera el dolor articular, para que así pueda tener la mejor calidad de vida posible.

2 comentarios

  • Pamela Miranda

    Es bueno inyectarle en sus articulaciones ácido hialurónico o colágeno??

    • Isamar Hernández

      ¡Hola Pamela! La verdad es que hay pocos estudios del uso de estas sustancias en las articulaciones de perros, por lo tanto, no es algo que se haga normalmente en Chile para mejorar los dolores en esta enfermedad, aún no se comprueba bien la eficiencia de estas inyecciones. Si el paciente tiene una artrosis muy avanzada y ya con pocas alternativas para continuar tratamiento, sería bueno consultar con el veterinario traumatólogo tratante para ver si ese animalito es candidato a probar un tratamiento de ese estilo u otro que esté más fuera de lo común. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.