X
Regístrate
Cuidados / Salud

Disfruta la vida como tu mascota lo hace

#Cuidados / Salud

Disfruta la vida como tu mascota lo hace

Si nos detenemos un poco durante nuestro agitado día, nos concentramos en el presente y vemos lo que nos rodea, vamos a encontrarnos con los detalles en ella, como por ejemplo el cariño de nuestra familia y amigos o nuestras mascotas, es decir, las cosas que realmente le dan valor a nuestra vida y que se encuentran en nuestro propio hogar. En el caso de las mascotas, no solo nos ayudan a desestresarnos con esa mirada de amor incondicional y esa demostración de máxima felicidad, sino que además podemos aprender de ellos y sacar grandes enseñanzas que podemos aplicar en nuestro día a día con el fin de encontrar felicidad en las cosas simples. Sigue esta nota y descubre una mirada distinta para disfrutar la vida.

Cuando nos centramos demasiado en el futuro y poco en el presente, aparecen las ansiedades y las angustias que alteran nuestro cuerpo. Somatizamos y aparecen enfermedades como colon irritable, cáncer, dolores musculares, jaquecas, estrés y depresión.

Si nos fijamos en la fisiología normal de los animales, nos damos cuenta que ellos no tienen la capacidad de analizar a fondo los problemas y no se quedan por mucho tiempo intentando resolverlos, tampoco tienen la conciencia como para pensar en lo que les depara el futuro, se guían por sentimientos momentáneos y gran parte es por instinto. La resolución de problemas para ellos es de forma inmediata y de esta manera es que tienen una forma de ver la vida mucho más simplificada. La fisiología de ellos no les permite razonar profundamente como nos pasa a nosotros, lo que es una gran ventaja en humanos pero también es un gran desafío en la vida diaria.

¡Perros y gatos disfrutan de las cosas pequeñas de la vida, ¡cómo disfrutan los dulces y premios! No piensan en nada más que eso mientras los comen, los disfrutan hasta que se acaban y ahí recién cambian su mirada a otra cosa. O cuando tienen momentos de juego con sus juguetes favoritos. Esos pequeños espacios de distención los disfrutan sin pensar en nada más, mientras que para nosotros pasan desapercibidos por estar inmersos en nuestros pensamientos, problemas y proyectos. Si pudiéramos disfrutar los instantes pequeños y simples que nos entrega la vida, con las personas que queremos, con nuestras mismas mascotas e incluso con nosotros mismos estando solos, tendríamos un pequeño tiempo de relajo y disfrute, una pequeña desconexión que nos disminuiría el estrés constante al que estamos sometidos, mejorando nuestra calidad de vida.

Nuestras mascotas siempre nos están entregando estos pequeños grandes ejemplos, aunque somos muy distintos fisiológicamente, podemos agregar estas conductas simples en nuestro diario vivir para ser un poco más felices. Gocemos la vida aprovechando los pequeños momentos y por sobre todo disfrutémoslos a ellos que siempre nos están dando lecciones de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.