X
Regístrate
Cuidados / Salud

Mi perrita cree que está embarazada

#Cuidados / Salud

Mi perrita cree que está embarazada

Aproximadamente el 60% de las perritas no esterilizadas pueden presentar pseudogestación, también conocida como embarazo psicológico en caninos. Enesta nota te contaremos todo al respecto, por qué se produce, síntomas, tratamiento y prevención.

La pseudogestación no es como muchos piensan un problema mental en las perritas, tampoco es una enfermedad extraña, sino que es un proceso fisiológico muy común que han adquirido de sus ancestros, los lobos. En ellos, cuando la hembra alfa queda preñada, las otras hembras entran en este estado para ayudarla a criar sus cachorros, mientras ella puede seguir dirigiendo las cacerías. De esta forma se aseguran que los pequeños tengan mayores probabilidades de sobrevivir y seguir con la línea genética de esa manada.

Este estado se presenta generalmente en las perritas luego de un mes y medio del celo, pero puede variar su aparición entre 3 a 14 semanas. Se manifiesta sobre todo en caninas de más de dos años que nunca han sido montadas o cruzadas y que tienen un gran instinto materno, o también en perritas que no han tenido éxito en sus intentos de reproducción.

La pseudogestación se produce por un desbalance hormonal una vez terminado el celo, que asemeja los signos que tendría una perrita preñada. Con las hormonas fuera de lugar, se verá afectado tanto su físico como su estado mental, es decir, su comportamiento.

Signos de la Pseudogestación

Las perras que entran en este estado pueden presentar síntomas variables, muchas veces pueden pasar desapercibidos para sus dueños cuando estos son sutiles, pero en otros casos pueden presentar un gran cambio físico y psicológico, e incluso ponerse muy agresivas con quien se les acerque a su “nido”. Dentro de los cambios físicos, se observa un aumento de la circunferencia abdominal (hinchazón), aumento de peso, aumento del tamaño de las glándulas mamarias e incluso puede aparecer producción de leche.

Con respecto a los cambios conductuales, podemos presenciar agitación, nerviosismo y agresividad, o bien pueden caer en un estado depresivo donde bajan drásticamente su actividad. También puede verse disminuido su apetito y generalmente buscan un lugar especial para hacer su “nido”, donde pueden llevar material para su confección como diario, mantas, cojines, etc. Además, algunas adoptan objetos como si fueran sus cachorros, como peluches, cojines o zapatillas, y los defenderán como si fuesen de su propia sangre. Esto puede ser molesto para los dueños ya que muchas veces es acá donde aparece la mayor agresividad, donde defenderán con garras y dientes a sus “cachorros”.

Tratamiento

Lo primero es ir al veterinario para descartar que tu perrita no está realmente preñada. Si no lo está, los síntomas serán suaves y no se verán comprometidas sus glándulas mamarias, por lo que este estado finalizará luego de 60 días aproximadamente, que es el tiempo de gestación normal, por lo que prescindiremos de tratamiento especial.

Sin embargo, cuando los síntomas son más acentuados, si las glándulas mamarias se ven afectadas o su comportamiento pasa a ser un problema, se puede hacer un tratamiento especial con antiprolactínicos y/o ansiolíticos, solucionando el problema en pocos días. No obstante, es importante que sea revisada por un veterinario para saber que fármacos usar en cada caso, en qué cantidad y por cuánto tiempo.

El problema de la afección de las glándulas es que si se infectan puede aparecer una enfermedad llamada mastitis, que es muy dolorosa y se corre el riesgo que las bacterias pasen a la sangre produciendo septicemia y, por lo tanto, compromiso general de la afectada pudiendo llegar a complicar el cuadro.

Si tu perrita presenta síntomas de pseudogestación, puedes ayudarla de la siguiente forma:

  • Aumenta los regaloneos, ya que están más decaídas y sensibles.
  • Disminuye un poco el consumo de agua y evita que se estimule las glándulas mamarias con sus lamidos, para así restringir la producción láctea.
  • Aumenta su ejercicio y paseos.
  • Elimina los objetos adoptados como “cachorros” para disminuir el estímulo.

Si tu perrita presenta un cuadro de embarazo psicológico, lo más seguro es que lo repita luego del próximo celo, con síntomas más intensos o menos, por lo tanto, muchas veces se recomienda la esterilización para no volver a pasar por esto y no arriesgarnos a que los síntomas sean exacerbados y se pueda ver afectada su salud. ¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.