X
Regístrate
Cuidados / Salud

Infección urinaria en perros

#Cuidados / Salud

Infección urinaria en perros

Muchos perritos sufren de infecciones urinarias, una enfermedad muy incómoda y dolorosa para ellos. Acá te contaremos las causas y factores predisponentes más frecuentes de este tipo de infección, síntomas, diagnóstico y su tratamiento.

El sistema urinario está compuesto por: los riñones, encargados de eliminar agua y los desechos de la sangre; los uréteres, conductos muy delgados que llevan la orina desde los riñones a la vejiga; la vejiga, bolsa que la almacena; y la uretra, conducto por el que sale finalmente hacia el exterior. La infección urinaria es entonces, la colonización por bacterias principalmente, (rara vez hongos o virus), en uno o más de estos segmentos del sistema urinario. La bacteria más común que encontramos en esta enfermedad es la Escherichia coli (70% de las veces), pero también pueden encontrarse otras, como por ejemplo, Streptococcus, Enterobacter, Enterococcus, entre otras.

 

Causas y factores predisponentes

Las causas de infección urinaria son variadas, siendo las siguientes las más frecuentes:

  • Infección desde el exterior: Esta es la causa más común, se infectan con bacterias que se encuentran en el medio ambiente, alrededor de los genitales o alrededor de la zona anal. Los microorganismos entran y comienzan a subir a través de la uretra, pudiendo infectar vejiga, uréteres e incluso pueden llegar hasta los riñones.
  • Infección desde la sangre: Como el riñón es el encargado de expulsar los desechos de la sangre, si hay bacterias presentes en ella, éste las va a filtrar y se puede infectar, e incluso pueden empezar a colonizar hacia abajo en el resto del sistema urinario. Sin embargo, esta es la causa menos frecuente en nuestros perritos.

Todos los perritos están expuestos a sufrir una infección urinaria, pero hay algunos factores predisponentes que facilitan su aparición, como por ejemplo:

  • Frecuencia de micción: Si tu mascota tiene una alta frecuencia para orinar, es menos probable que la infección ascienda demasiado por su sistema urinario, ya que con cada evacuación de orina, van empujando las bacterias hacia el exterior, retrasando su ascenso. El mayor riesgo lo tienen los perros que poseen una frecuencia baja para orinar, como los que viven en departamento y se aguantan para poder salir al baño, o perros con problemas motrices o articulares, que evitan moverse en exceso y, por lo tanto, también disminuyen la frecuencia de micción.
  • Hembras: Son más propensas, ya que se acercan más al ambiente para orinar, la frecuencia de micción es menor, y sus infecciones pueden llegar hasta más arriba en el sistema urinario, ya que tienen una uretra más corta que los machos, acortando el camino de las bacterias hacia zonas más altas.
  • Alimentación inadecuada: Los alimentos influyen mucho en el pH de la orina, cuando la alcalinizan demasiado, hacen más propenso al sistema urinario de ser colonizado por bacterias.
  • Enfermedades periodontales: Algunas veces cuando hay enfermedades en la boca, encías y dientes, las bacterias que están en ese lugar pueden entrar a la sangre y llegar al riñón generando infección y daño.
  • Obstrucción por tumores o cálculos: Estos también aumentan la probabilidad de infección y colonización de las vías.

Síntomas

Los síntomas de la infección urinaria son variados y puede haber uno o varios de los mencionados a continuación:

  • Aumento de la frecuencia de micción.
  • Sangre en la orina.
  • Incontinencia urinaria.
  • Micción en sitios inadecuados.
  • Olor fuerte de la orina.
  • Esfuerzo y/o quejidos al orinar.
  • Lamido excesivo de sus genitales.
  • Pérdida de peso.

 

Diagnóstico y tratamiento

Si sospechas que tu perrito puede tener una infección urinaria debes acudir de inmediato al veterinario para que lo examine. Este llegará al diagnóstico y sabrá que segmentos de las vías urinarias están siendo afectados a través de los signos clínicos y de exámenes complementarios como: análisis de sangre, urianálisis, cultivo y ecografía.

El tratamiento será en base a antibióticos para combatir a las bacterias que puedan estar presentes en la enfermedad, y dependiendo de la causa o factores predisponentes, podrá entregar otros tratamientos adicionales para poder devolver la salud de tu peludo de forma completa.

Es importante que lo lleves apenas sospeches que algo no anda bien, así el tratamiento será más simple y más corto. Te recomendamos tener mucha paciencia al seguir el tratamiento, mantener los lugares limpios donde descanse normalmente, como su casita y su cama para evitar reinfecciones, y sobre todo, regalonear mucho al enfermito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.