X
Regístrate
Cuidados / Salud

Juegos puertas adentro para tu perro

#Cuidados / Salud

Juegos puertas adentro para tu perro

Para realizar actividades o jugar con tu perrito no es necesario salir siempre al exterior, porque también existe la posibilidad de realizar estas mismas actividades dentro de tu hogar utilizando lo que tengas ahí y aprovechando muy bien cada rincón de él. En esta nota te daremos algunas ideas para jugar o compartir con tu regalón, para que veas que los espacios de tu hogar también pueden ser muy divertidos.

 

Escondidas

Este es un juego muy sencillo pero muy entretenido para ti y para tu perrito. Busca un lugar donde esconderte, por ejemplo, detrás de una puerta, dentro de un clóset, detrás del sofá o de una cortina. Una vez que estés en el lugar elegido, llama a tu regalón para que te busque, este juego no solo lo mantendrá entretenido, sino que además estimulará sus sentidos y potenciará sus capacidades. Cuando te encuentre, puedes incluso premiarlo con algún snack o algún juguete que le guste mucho, y no olvides felicitarlo con muchos mimos.

 

Tesoro escondido

Entra en una habitación y esconde su juguete favorito, que no se vea a simple vista, pero que no sea imposible de encontrar, por ejemplo, debajo de un cojín, debajo de la cama, detrás de un mueble, bajo alguna prenda o manta. También puedes esconder en diferentes lugares algunos snacks que le gusten mucho, pero deberás recordar cuántos y dónde los pusiste para que, si tu perrito no los encuentra, no vayan a quedar escondidos y se pudran. Una vez ocultos los juguetes o snacks, deja entrar a tu regalón para que los busque, esto es muy estimulante para ellos, los entretiene y potencia su sentido del olfato.

Cuando encuentre el juguete puedes jugar con él para felicitarlo o bien dejarlo comer los snacks que haya encontrado durante el juego.

 

Masajes de relajación

Esta actividad es perfecta para mimar a nuestros regalones luego de situaciones que puedan haber sido un poco estresante para ellos, como por ejemplo, muchas horas a solas en casa, mudanzas, ruidos molestos en el vecindario, incluso cuando está enfermo.

Puedes poner una mantita en algún lugar cómodo como la cama, un sillón o una alfombra para que tu peludo se pueda recostar y quedar cómodo. También puedes poner música clásica, relajante o buscar en youtube “música especial para perros” como sonido de fondo para la sesión. Parte de a poco haciéndole cariño y una vez que se recueste en la manta, comienza a masajearlo suavemente por las partes del cuerpo que más le guste, debes aplicar una leve presión pero que no vaya a molestar a tu perrito. Esto disminuye mucho su estrés, los relaja y crea fuertes lazos de cariño y confianza entre ustedes.

 

Caña de pescar

Si tu perrito ama los juguetes, puedes tomar alguno y unirlo a un palo con alguna cuerda. Este es un juego muy divertido para él y no necesitas grandes espacios para utilizarlo.

Puedes lanzar la caña escondiéndote detrás de una pared, para que el juguete quede apoyado en el suelo y a la vista, para llamar la atención de tu regalón. Una vez que corra hacia él, lo levantas y escapa con él para que te persiga. También puedes hacer movimientos de arriba hacia abajo, de lado a lado, o en círcul para que tu perrito lo trate de atrapar. Esto es muy entretenido, los obliga a hacer ejercicio, lo que es muy beneficioso para su salud mental y física. No olvides, una vez terminado el juego de la caña, pasarle el juguete para que pueda jugar libremente con él.

 

 

Puntero láser

Este juego no solo es para los gatos, ¡a los perros también les encanta! Esto los entretiene mucho y los hace correr, girar, saltar y moverse para todos lados, lo que los ayudará a mantener una mente alerta y un cuerpo saludable. Puedes hacerlo perseguir la luz de pared a pared, por la alfombra, por los pasillos y por el lugar que quieras de tu hogar, cuida eso sí, que no vaya a romper nada y no corra riesgos de accidentarse.

 

Entrenamientos básicos

Entrenar a nuestro perrito estimula mucho su mente, ya que los mantiene concentrados intentando realizar bien las tareas que les estamos pidiendo. Puedes por ejemplo enseñarle a sentarse, que te de la patita, que se acueste o que se quede quieto en algún lugar, dándole algún premio cuando realice bien la acción que le hayas pedido. Aunque no parezca, el entrenamiento también los cansa y gastan energía en esto por la concentración que deben mantener durante el proceso. Si te interesa saber más sobre entrenamiento básico te invitamos a leer nuestra nota “Trucos básicos para tu perro”.

En tu propio hogar también puedes realizar actividades con tu regalón, pasarlo bien, aprender o simplemente relajarse juntos. Esto los ayudará a estrechar los lazos y a ellos los pondrá muy felices la atención que le damos sobre todo en esos momentos, ¡no esperes más para ir a jugar con tu perrito!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.