X
Regístrate
Cuidados / Salud

¿Mi mascota me puede contagiar enfermedades?

#Cuidados / Salud

¿Mi mascota me puede contagiar enfermedades?

Existen enfermedades que se pueden transmitir desde los animales al ser humano, estas se conocen como “enfermedades zoonóticas”. Algunas de ellas nos las pueden contagiar nuestros perros y gatos, cuando la higiene de nuestros peludos no es la correcta. En esta nota te contaremos sobre algunas de ellas, ¡Sigue leyendo!

 

Ehrlichiosis

La Ehrilchiosis es una enfermedad que pueden transmitir las garrapatas, por lo tanto es muy importante mantener las desparasitaciones de nuestras mascotas al día utilizando un buen antiparasitario. La forma de contagio en humanos es cuando la garrapata que ya infectó a la mascota, salta sobre el dueño y lo muerda, lo que provocará variados síntomas como depresión, anorexia, fiebre, letargo, pérdida de peso, descargas oculares y nasales, tos, inflamación de los ganglios linfáticos. Al realizar examen de sangre se verá una baja en los glóbulos rojos y blancos. Estos síntomas pueden desaparecer solos a las dos semanas o bien, puede ampliarse a un cuadro crónico donde se pueden sumar hemorragias en la retina, mucosa y piel, y en algunos casos, meningoencefalitis (inflamación de las meninges y del cerebro). El diagnóstico es en base a los signos clínicos y exámenes de sangre, y se entregará un tratamiento de antibióticos específico para la Erlichia.

 

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es producida por un parásito llamado Toxoplasma gondii, transmitido por las heces de gatos infectados, o bien por el consumo de alimentos contaminados como carnes, frutas y verduras. Generalmente no producen síntomas ni complicaciones en humanos, a veces puede aparecer fiebre, dolor de cabeza e inflamación de ganglios, pero el problema real se produce en las embarazadas, ya que si se infectan, pueden traspasar la infección al feto produciéndole posibles daños cerebrales y ceguera. Es muy importante entonces mantener una higiene adecuada, cocer bien las carnes, desinfectar frutas y verduras, y evitar que las mujeres embarazadas recojan las heces de su gatito desde la caja de arena, o que utilice guantes para hacerlo.

 

Rabia

El año 2010, Chile fue declarado como libre de la rabia específica de los caninos (rabia variante 1 y 2), pero tenemos otro tipo de rabia aún presente en algunos murciélagos silvestres (variante 4) que es hoy en día el reservorio del virus en nuestro país. Dado esto, es que a veces pueden morder a una mascota o a un humano, transmitiendo así la enfermedad. Es por esto, que se considera peligroso cuando uno de ellos ingresa a nuestro hogar u otro lugar con gente, sobre todo si este animalito entra durante el día, ya que en su estado normal son nocturnos, por lo tanto si se muestran durante las horas luz, es posible que estén afectados por la enfermedad y se muestren desorientados al afectar su sistema nervioso central.

Los síntomas que produce en nuestras mascotas es fiebre alta, comportamiento agresivo, afectando a cerebro y sistema nervioso (confusión, agitación, ansiedad), pudiendo llegar a ser mortal. El tratamiento es básicamente de apoyo, y una vez que aparecen los primeros síntomas, las probabilidades de muerte son muy altas. Por esto es tan importante la prevención, vacunar a nuestras mascotas y evitar que ellas y nosotros entremos en contacto con murciélagos o animales sospechosos, y si hay mordidas, consultar de inmediato en un servicio de salud.

 

Hidatidosis

La hidatidosis en Chile se encuentra principalmente en las zonas donde se crían ovejas. Estos parásitos viven durante su estado adulto en el intestino de los perros y otros caninos, liberando sus huevos al ambiente mediante sus fecas. Estos pueden ser comidos por otros animales al pastar como ovejas, cabras y otros herbívoros, donde pasarán a la sangre y se hospedarán en ciertos órganos, principalmente hígado y pulmones, siendo aquí donde se enquistarán e irán creciendo. El perro se vuelve a infectar al comer las vísceras de estos animales con quistes, este llega a su intestino y se trasforma en un parásito adulto, así es el ciclo del parásito. El problema es que si el perro se infecta, puede eliminar huevos por sus heces, contaminando ambiente y, además es muy posible que queden alrededor de su hocico al lamerse su zona anal. Así pueden contagiar a los humanos, produciendo quistes en sus órganos, que solo presentarán signos clínicos si presionan por ejemplo un vaso sanguíneo importante en ellos, pudiendo alterar su funcionamiento normal o bien produciendo isquemia (sufrimiento celular y/o muerte celular por falta de oxígeno) lo que puede tener complicaciones graves, si no, generalmente pasa desapercibido.

 

 

Sarna Sarcóptica

La sarna sarcóptica es producida por un ácaro de la piel, produce lesiones dérmicas en los perros, sobre todo en las zonas de menor densidad de pelaje generando muchísima picazón en ellos. Si el ácaro salta sobre la piel humana se puede ver enrojecimiento de la piel con posible aparición de pequeños granitos rojos con algo de picazón en la zona que dura un par de días. Esto normalmente pasa desapercibido. Para mayor información respecto a esta enfermedad te invitamos a leer nuestra nota “Sarna Sarcóptica”.

Cómo puedes ver, mantener una buena higiene con tu mascota, llevar sus vacunas y desparasitaciones al día, darle una buena alimentación y evitar a otros animales que sean sospechosos de enfermedades, es indispensable para evitar zoonosis y los posibles riesgos para nosotros y nuestra familia. Si somos responsables con nuestros peludos, podremos llevar una vida tranquila, feliz y libre de estas patologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.