X
Regístrate
Alimentación

Beneficios del omega 3 en la dieta

#Alimentación

Beneficios del omega 3 en la dieta

Probablemente ya has oído hablar del omega 3 y sabes que tiene muchísimos beneficios para nuestra salud e incluso puede ayudarnos en algunas enfermedades. En nuestras mascotas también es así, tiene grandes virtudes para nuestros peludos y es un excelente complemento en su dieta. Acá te contaremos porqué es tan bueno y cómo debes darlo a tu mascota de manera correcta.

El omega 3 pertenece al grupo de los ácidos grasos, y son denominados “esenciales” para nosotros y nuestras mascotas. Esto quiere decir que lo necesitamos para el funcionamiento normal de nuestro organismo, no lo podemos producir nosotros mismos, por ende debemos obtenerlo a través de los alimentos.

Esta sustancia la podemos encontrar más concentrada en pescados y mariscos, los que tienen una buena cantidad de omega 3, pero los que más tienen son los de menor tamaño, donde la concentración es un poco más alta. También está presente en algunos aceites como el de canola y el de soya, y también en nueces y semillas de linaza. Para incluirlos en la dieta, podemos utilizar estos ingredientes o bien, en forma de cápsulas, las que se pueden ser adquiridas en farmacias.

Si alimentas a tu mascota con pelet, con mayor razón es bueno incluir omega 3, porque los beneficios son muy amplios para la salud de nuestros regalones:

    • Mejora la caída del pelo y lo hace más brillante.
    • Mejora la resequedad de la piel y el efecto de las alergias sobre ella se ve disminuido.
    • Reduce el picor en alergias.
    • Reducen los niveles de grasas en la sangre, mejorando los niveles de colesterol y la salud cardiaca en general.
    • Ayudan a reducir la presión arterial en animales con hipertensión.
    • Mejora el sistema inmune.
    • Contribuye al desarrollo del sistema nervioso central en animales en crecimiento.
    • Funciona como antioxidante natural.
    • Se asocia a una mejoría en las articulaciones en enfermedades como artritis y artrosis, y sirve también para potenciar un correcto desarrollo en las articulaciones de animales en crecimiento (importante en perros de raza grande y gigante).

Muchos de los alimentos comerciales contienen omega 3 en su elaboración, así que intenta optar por los que contengan este elemento si le das pellet a tu mascota. En alimentación natural también podemos incorporarlo a la dieta a través de los ingredientes que utilicemos, por eso es ideal dar pescado al menos una o dos veces a la semana y así entregar una buena concentración de este ácido graso esencial. Si el pellet que usamos no contiene omega 3, o nos es difícil dar pescado a nuestro regalón utilizando dieta natural, podemos optar por las cápsulas que venden en farmacias. Busca aceite de pescado o de krill, pero fíjate que no sea de hígado de bacalao, ya que trae mucha vitamina A en su composición y podemos generar problemas con el exceso de esta en la dieta (náuseas, vómitos, desmayos, falta de apetito, dolor y dificultad de movimientos, entre otros).

Si tu opción es dar cápsulas de omega 3, recuerda que todo tiene su límite, si lo das en exceso, puedes generar diarrea en tu mascota por lo que te recomendamos empezar con dosis bajas para ir midiendo tolerancia. También cuidado en perros gordos, ya que al ser un aceite contiene alto nivel de calorías, por lo tanto, es importante que las dosis sean mínimas en ellos.

Las cápsulas traen diferentes concentraciones de EPA/DHA (componentes del aceite de omega 3), por lo que debes fijarte en esto al comprarlas. La dosis recomendada para nuestras mascotas es de 15 a 30 mg de EPA por kilo de peso al día. Si la cápsula no nos entrega el número exacto que necesita nuestro regalón, podemos pincharla con una jeringa para sacar lo que necesita y mezclarla con los alimentos en su plato y, si sobra, debemos guardar la cápsula en el refrigerador para que no se desnaturalice el resto del aceite.

Los beneficios son muchos al complementar la dieta de nuestras mascotas con omega 3, pero antes de incorporarla en la dieta de tu mascota, te recomendamos consultarlo antes con tu médico veterinario de cabecera para que sea él quien te indique si es necesario utilizarla. Y si lo es, las dosis y consideraciones que debes tener en cuenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.