X
Regístrate
Cuidados / Salud

La importancia de los antiparasitarios

#Cuidados / Salud

La importancia de los antiparasitarios

Con la llegada de las altas temperaturas, comienza el periodo de mayor aparición de parásitos en nuestras mascotas, pues durante esta época se presentan las condiciones ideales para su desarrollo y multiplicación. En esta nota te contaremos por qué es tan importante utilizar los antiparasitarios en nuestras mascotas, contra qué tipos de parásitos se utilizan y cada cuánto tiempo debes aplicarlos.

Los antiparasitarios son preparados con sustancias específicas para matar a los parásitos que pueden atacar a nuestros regalones, estos pueden ser de dos tipos: internos o externos.

Los parásitos internos son los que necesitan vivir permanente o momentáneamente en el interior del animal, y aunque pueden encontrarse en otros lugares, la mayoría de ellos se aloja en el intestino de nuestros peludos. Los que encontramos con mayor frecuencia son los gusanos redondos, principalmente los Ascaris, los que contagian a través de las fecas de perros o gatos, infectando así a otros animales e incluso a humanos. Son de forma cilíndrica, alargada y de cuerpo muy largo (10 cm.), se asemejan a un espagueti, que es lo que describen los dueños al encontrarlos en las deposiciones de sus perritos. Otros gusanos redondos encontrados con frecuencia son los Toxocaras, muy parecido al anterior, pero estos pueden llegar a medir hasta 18 cm. y afectan a perros, gatos e incluso humanos. También es frecuente encontrar gusanos planos como el Dipylidium, que son contagiados a nuestras mascotas a través de la ingesta de pulgas infectadas. Se identifican cuando aparecen en las heces o se quedan adheridos alrededor del ano teniendo un clásico aspecto como de “grano de arroz”. Existen otros que encontramos en menor frecuencia como trichuris, ancilostómidos y estrongyloides.

Y finalmente tenemos los parásitos externos que son los que se adhieren a la piel y pelo de nuestros regalones, como pulgas, garrapatas y piojos.

Es de suma importancia mantener desparasitados a nuestros gatos y perros, ya que las infestaciones con parásitos internos pueden traer graves consecuencias para su salud, sobre todo en cachorros (son más delicados). Pueden producir obstrucciones, diarreas, afectar la absorción de nutrientes, dañar la pared intestinal, dejando entrar bacterias al resto del organismo, y pueden a veces pasar a la sangre y alojarse en otros órganos como ojos y pulmones. A pesar que hay muchos perros que no muestran ningún signo, sigue siendo peligroso para ellos y para nosotros, ya que los humanos también nos podemos contagiar.

Mantener a los parásitos externos alejados también es de suma importancia para nuestras mascotas, ya que no solo se van a alimentar de la sangre de nuestro regalón, sino que también le provocarán picazón, alergias graves en algunos casos e incluso les pueden transmitir a ellos y a nosotros otras enfermedades. Por ejemplo, la pulga puede transmitir el parásito interno antes mencionado llamado Dipylidium, y la garrapata puede ser portadora de una bacteria llamada Ehrlichia, que produce en nuestra mascota o en nosotros fiebre, anorexia, depresión, sangrado nasal, inflamación de linfonódulos, lesiones oculares, entre otros.

Generalmente se recomienda dar el antiparasitario interno cada 3 a 4 meses, pero esto puede variar según el estilo de vida que tenga tu mascota y los riesgos asociados a éste. Lo mejor es preguntarle a tu veterinario cada cuánto es recomendable desparasitarlo internamente. La desparasitación externa en cambio, va a depender del producto que utilices, pero se recomienda generalmente cada 1 o 2 meses, poniendo más énfasis en los meses de calor que es cuando más carga de parásitos se encuentra en el ambiente.

La prevención a través del uso de estos productos, son la mejor forma de controlar las infestaciones por parásitos, pero en el caso que ya tengas este problema en tu hogar, te recomendamos que además de aplicar estos antiparasitarios externos e internos en tu mascota, realices una limpieza exhaustiva y aspires todo tu hogar, además deberás aplicar algún antiparasitario de ambiente para matar los huevos que puedan estar por ahí listos para contagiar a alguien.

Ya sabes la importancia de mantener a raya a estos molestos seres, así que nunca olvides mantener un buen protocolo antiparasitario y así proteger la salud de tu regalón y la de toda tu familia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.