X
Regístrate
Alimentación

Exceso de sal en las dietas

#Alimentación

Exceso de sal en las dietas

Una de las preguntas más frecuentes en cuanto a la nutrición de nuestras mascotas es qué tan mal les hace la sal en su dieta. En esta nota hablaremos de este tema y sus efectos positivos y negativos en el cuerpo de nuestros regalones para saber si es necesario o no añadirla en su menú diario.

La sal de mesa está compuesta por cloruro de sodio, ambos minerales esenciales para la nutrición. Son necesarios para muchas funciones importantes dentro de nuestro organismo y el de nuestras mascotas, por ejemplo, entre otras cosas, participa en la transmisión de impulsos nerviosos y ayuda a conservar una correcta circulación sanguínea, manteniendo un equilibrio entre los fluidos que participan en ésta.  De hecho la mayoría de los alimentos comerciales utilizan sal en su composición. 

La sal se puede encontrar también de manera natural en varios alimentos, como en las carnes y pescados sin procesar, huevo, algunas verduras como acelga y apio, entre otros.

El problema de la sal, es la cantidad porque el exceso en la dieta trae consecuencias negativas que pueden llegar a ser bastante graves. Cantidades altas de este producto, genera un aumento en la presión sanguínea pudiendo dañar el riñón a largo plazo e incluso al corazón, lo cual muchos dueños no notarán hasta que aparezcan signos clínicos evidentes de enfermedad. Se han visto intoxicaciones por una alta cantidad de consumo de sal, que provocan síntomas diversos como vómitos, diarrea, decaimiento, sed en exceso, caminar descoordinado e incluso pueden llegar a convulsionar, entrar en coma y/o morir.

¿Cómo podemos prevenir este exceso de sal?

Es simple, si vamos a usar alimentos comerciales hay que buscar los que sean de mejor calidad, generalmente los que no son tan buenos traen mucha sal en su composición. Esto es importante sobre todo en gatos, ya que sus riñones suelen sufrir más por exceso de sal y de carbohidratos en sus alimentos comerciales, su nutrición debería ser en base a productos de origen animal dada su fisiología. Si quieres saber más respecto, te invitamos a leer nuestra nota “Gatos, carnívoros estrictos”. Si tu mascota sufre ya de un problema cardiaco o renal, esto toma aún mayor importancia, ya que el exceso de este mineral  puede empeorar su cuadro clínico.

Si le das alimentación natural a tu mascota, recibirá la sal que necesita principalmente a través de la carne, huevos y algunas verduras, así que no es necesario agregarla al menú. Si utilizas este método te recomendamos que te asesores con un médico veterinario especialista en nutrición natural para que así no vayas a cometer errores al equilibrar su alimentación.

También deberás evitar alimentos como las papas fritas, cabritas saladas, charqui, embutidos, maní salado, carne muy aliñada, galletas saladas, etc. Porque evidentemente contienen muchas cantidades de sal.

Como puedes ver, la sal tiene funciones importantes y es saludable en su medida justa, sin embargo el problema vendrá si nos excedemos con ella en la dieta de nuestros regalones.

Es muy importante cuidar la nutrición, mientras mejor sea ésta, más sana, feliz y longeva será tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.