X
Regístrate
Cuidados / Salud

¿Por qué mi perro se come sus heces?

#Cuidados / Salud

¿Por qué mi perro se come sus heces?

Algunos perros tienen ese “hábito” desagradable para nosotros de comerse sus propias heces o también las de otros animales, como las de los gatos. Sigue leyendo y descubre por qué ocurre esto y cómo podemos ayudarlo para que no lo haga más.

Existe un trastorno llamado pica que significa que el animal tiende a comer cosas que no son habituales o apropiadas para su especie. Por ejemplo, en perros podría darse la ingestión de tierra, piedras, ropa, pelotas, etc. Pero dentro de este grupo también puede estar la ingestión de heces, lo que conoce como “coprofagia”.

Comer sus heces puede llevar a problemas de salud para nuestro regalón, por eso si comienza a hacerlo, debemos intentar de inmediato que lo deje. En las deposiciones pueden venir bacterias, virus o parásitos que podrán afectar su bienestar, sobre todo en cachorros que aún no tienen su inmunidad bien desarrollada para soportar las enfermedades que pueden contraer como parvovirus, giardiasis, parásitos intestinales, entre otras.

La coprofagia puede tener variadas causas:

  • Nutricionales: Cuando la alimentación es de mala calidad o desequilibrada, se puede dar que nuestro perro busque comer sus heces o las de otros animales buscando suplir lo que no pudo obtener con la dieta. Al tener tan buen olfato, aunque a nosotros nos parezca algo muy desagradable, ellos son capaces de identificar el olor del alimento sin digerir en las fecas, y si les hace falta algún nutriente, pueden recurrir a comérselas sin ningún problema, sobre todo la caca de gato que tiene un aroma más “atractivo” para ellos, tanto es así que incluso pueden comérsela sin necesidad que tengan alguna deficiencia nutricional, pueden hacerlo por el simple hecho de su aroma llamativo.
  • Enfermedades concomitantes: Hay algunas enfermedades en nuestros canes que tienen como posible síntoma comer sus propias heces, por ejemplo, diabetes mellitus, hipertiroidismo, hiperadrenocortisismo,  parasitosis intestinal, síndrome de mala absorción, insuficiencia pancreática exocrina, entre otras.
  • Conductuales: Las causas conductuales son variadas. Las perritas al ser madres se comerán las fecas de sus crías para mantener limpio su espacio y no atraer depredadores con el olor (este es el único momento en que la coprofagia se considera como algo normal). Los cachorros pueden intentar imitar esta conducta y esta puede ser una de las causas por la que cachorros muy pequeños coman heces. Estos además son extremadamente curiosos y les encanta explorarlo todo, este espíritu aventurero puede llevarlos a comer heces para probar y si les gusta lo podrán seguir haciendo después.  Cuando a algunos perritos se les reta mucho por el lugar donde defecan, pueden relacionar estos retos con el hecho de solo haber hecho caca, por lo que muchos se las pueden comer por miedo a ser regañados.  La ansiedad, el estrés, el aburrimiento y la depresión también pueden ser motivo para comer sus heces, generalmente lo harán para llamar la atención de sus dueños.

Lo primero que debemos hacer si vemos a nuestro regalón comiendo sus heces o las de otro animal, es consultar con su médico veterinario para descartar enfermedades que puedan estar afectándolo como las que te mencionamos. También evaluará su alimentación por si le hicieran falta algunos nutrientes y te preguntará sobre su rutina diaria para ver si pudiera ser un problema conductual.

Para ayudar a tu perrito a dejar este mal hábito te dejamos los siguientes consejos:

  • Dale un alimento de buena calidad. (1)
  • Separa la ración diaria en 2 a 3 tomas al día.
  • Cuando termine de defecar distráelo inmediatamente con un premio como snacks (2) o un juguete, y limpia su baño para que no tenga a mano “la tentación”.
  • Asegúrate que tenga sus paseos diarios y ejercite lo necesario de acuerdo a su condición física individual para mejorar su salud física, social y sobre todo mental, importante en perritos ansiosos, estresados o deprimidos.
  • Si pasa mucho tiempo solo y se aburre, déjale una gran variedad de juguetes (3) para que pueda distraerse mientras no estás, puedes usar algunos interactivos como los que puedes llenar con snacks en su interior.
  • Puedes agregar en su dieta sustancias que desmejoren el sabor de las heces, par esto existen productos comerciales y también naturales como piña, yuca, menta, etc.


Ya sabes entonces por qué algunos perritos comen heces y cómo puedes ayudarlos a evitar esta práctica, que no solo es desagradable para nosotros sino que también es peligrosa para su salud. Si el problema es muy severo te aconsejamos acudas a un etólogo veterinario (especialista en comportamiento) para que te ayude con tu caso individualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.