X
Regístrate
Cuidados / Salud

Gato persa

#Cuidados / Salud

Gato persa

El Gato Persa es una de las razas de gatos más populares en nuestro país. Su personalidad dulce y regalona hace que se ganen el corazón de cualquiera. En esta nota te hablaremos de las generalidades de estos gatitos, de sus características físicas y de comportamiento, además de los cuidados especiales que se debe tener con ellos.

Esta es una de las razas más antiguas de gatos (siglo XIX) y ha sido manipulada bastante genéticamente a través de los años, lo que le ha hecho ir perdiendo los instintos cazadores de los felinos. Se cree que es descendiente y mezcla de los gatos Turcos de Angora y de gatos originarios de Persia (Irán actualmente). Hoy existen más de 100 variedades de gatos persas, que se han ido subdividiendo en casi 50 tipos diferentes dependiendo de las tonalidades que tiene su manto.

Físicamente son gatos robustos, de tamaño mediano, con un promedio de peso de 3 a 5 kilos en hembras, y más de 6 kilos en machos. Su pelo es largo y sedoso, sus orejas y nariz son pequeñas, tienen ojos grandes y redondos, y su carita es redonda y achatada. Tiene las patitas anchas, cuello corto y robusto y su cuerpo es acortado pero macizo.

Respecto a su carácter, es generalmente muy dulce, le gusta estar regaloneando con su familia. No te recomendamos tener esta raza si va a quedar todo el día solo, porque a diferencia de muchos otros gatos, este es más dependiente de sus dueños y necesita frecuente contacto con ellos. En general es bastante sociable, se lleva bien con otras especies y  personas, sin embargo, sus horas de siesta y “reflexión” son sagradas para él, así que si hay niños en casa, que no respetarán su espacio o sean muy bulliciosos, es mejor optar por otra raza.

Ellos necesitan cuidados especiales, por lo que es importante que tengas el tiempo necesario para dedicarles:

– Se le debe limpiar bajo los ojitos a diario, ya que suelen lagrimear bastante y esto puede manchar su piel y pelos de la zona. Te invitamos a leer nuestra nota “Cómo quitar las manchas del lagrimal” para ver algunos tips acerca de esto.

– El cepillado debe ser diario para ir retirando los pelos muertos y sueltos, así mejora la respiración de la piel, se evita que peleche excesivamente y que trague mucho pelo al acicalarse (disminuyendo la probabilidad de problemas digestivos por la formación de bolas de pelo en su sistema gastrointestinal), y además, evitarás las motas y nudos que puedan ir formándose sin el cepillado. Te invitamos a leer nuestra nota “Cepillado y corte de pelo del gato” para profundizar en este punto.

– Debes darle alimento y snacks de calidad para mantenerlo saludable y que su pelo se mantenga brillante, pero cuidado con los excesos, ya que esta raza es predisponente a la obesidad.

 

– El ser tan dormilones y no hacer mucho ejercicio los puede llevar a engordar, por lo tanto, sacarlos de su cama a diario para jugar es muy importante para cuidar su salud física y mental, ya que con los juegos se distraen y mantienen su mente ocupada en otras cosas. Puedes utilizar distintos juguetes que puedes encontrar en nuestras tiendas Easy, o bien, puedes crearlos tú mismo de manera artesanal en casa siguiendo los consejos de fabricación que te damos en nuestra nota “Juguetes caseros para gatos”.

El Gato Persa en muy regalón y tranquilo, aunque puede tener sus arranques de locura un par de veces al día. Si te decides por incluir uno en tu hogar, seguramente te enamorarás, pero ten en cuenta que es un gatito que necesita un poco más de dedicación y regaloneos diarios que otros. Si tienes el tiempo para cuidarlo bien, tendrás a un perfecto compañero peludito junto a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.