X
Regístrate
Cuidados / Salud

Mi perrito tiene una verruga (Papiloma)

#Cuidados / Salud

Mi perrito tiene una verruga (Papiloma)

Es común que a algunos perros les aparezca una que otra verruga en algún momento de su vida, y lo más probable es que sea por el virus papiloma canino, que es el que frecuentemente las provoca. En esta nota te contaremos sobre este tipo de verrugas, cómo identificarlas, y qué hacer en el caso que aparezcan en tu regalón.

 

Causas e identificación del Papiloma Canino

El papiloma canino es un virus que sólo afecta a perros, por lo tanto, desde ya no debemos preocuparnos que contagie a humanos o a otras especies. Es bastante contagioso entre ellos, transmitiéndose por contacto directo a través de las mucosas, por ejemplo, cuando los perritos se saludan y se lamen. La mayoría de los perros se han visto expuestos al virus pero sólo algunos van a generar verrugas, siendo los que no tienen sus defensas funcionando en su 100%, es decir, menores de 2 años, perros de edad avanzada, o animalitos que tengan afectado su sistema inmunológico. Un perro sano es capaz de combatir perfectamente bien al virus, por lo tanto, se defiende antes de que se puedan empezar a formar las verrugas.

La verruga del papiloma canino es bastante característica, tiene forma de coliflor carnosa y toma el color de la superficie donde aparece, pudiendo emerger en la boca principalmente, en menor frecuencia en los ojos, y mucho más raro en la superficie de la piel de cualquier parte del cuerpo (lomo, patas, vientre, etc.) Estos irán creciendo hasta un tope, es decir, cuando llegan a su tamaño definido no siguen creciendo. Donde aparecen más frecuentemente es en la mucosa oral (papiloma bucal), pudiendo formarse en los labios, lengua, paladar, faringe y/o epiglotis. Generalmente esta es la que aparece en perros menores de 2 años, pudiendo brotar una o varias en un trascurso de 4 a 6 semanas, y luego normalmente comienzan a desaparecer solas cuando el sistema inmune logra vencer al virus, pero es lento, y puede durar hasta 6 meses con esto. Si no desaparecen, si molestan a tu regalón al comer, o si se las pasa a llevar y sangran, es mejor quitarlas por medio de cirugía para no afectar su calidad de vida.

 

Diagnóstico, Tratamiento y Prevención:

El diagnóstico es relativamente simple, ya que sus características son bastante específicas. Sin embargo, siempre es bueno corroborar con citología o con biopsia de la masa, para descartar otros tumores cutáneos, como son el Tumor Venéreo Transmisible, Carcinoma Cutáneo, o Adenoma Sebáceo, porque el tratamiento y pronóstico será distinto.

El tratamiento es variable. Generalmente en los perros jóvenes desaparece solo al cabo de 3 a 6 meses, pero se puede acelerar el proceso con algunos fármacos recetados por tu veterinario que ayuden a la remisión de la verruga, y otros que potencien la inmunidad de tu regalón. Si la verruga llegara a molestar, como por ejemplo, produciendo problemas para comer, exceso de salivación, se rompiera, le dificultase la visión en el caso del papiloma ocular, etc., lo mejor es extraerla de forma quirúrgica en una clínica veterinaria. En animales de edad avanzada a veces no desaparecen, ya que su inmunidad es permanentemente deficiente producto sólo de su edad, por lo que si no molestan a tu viejito, no es necesario sacarlas. De todas formas te recomendamos verificar que sea realmente papiloma con su veterinario para quedarte tranquilo. Los tumores no deberían volver a aparecer si son extirpados, a no ser que sus defensas vuelvan a caer.

Como estas verrugas aparecen en animales con inmunidad baja, la mejor manera de prevenirlas es cuidando de mantener las defensas firmes de nuestro peludo, con un alimento de buena calidad, manteniéndolo activo con paseos y juegos, dándole un espacio adecuado a su tamaño con juguetes, que pueda utilizar, y teniendo sus visitas veterinarias al día.

Las verrugas por papiloma canino son muy comunes y no generan mayores problemas (a no ser que estén en una ubicación incómoda), pero te recomendamos siempre corroborar su diagnóstico con un médico veterinario para estar seguros y nos pueda ayudar con los pasos a seguir. Es importante mantener entonces a nuestros regalones sanos y felices, así no son afectados por estos virus molestos que se aprovechan de las defensas bajas de nuestros pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.