X
Regístrate
Alimentación

¿Los perros pueden comer verduras?

#Alimentación

¿Los perros pueden comer verduras?

Sí, efectivamente los perros pueden comer una gran variedad de verduras, las que le podrían traer una serie de beneficios, eso sí, debes saber cómo dárselas y en cuánta cantidad para no afectar su salud. En esta nota te contaremos cuánto pueden comer, cómo se deben dar, y cuáles son los beneficios de alguna de ellas.

Los perros son carnívoros omnívoros oportunistas, lo que significa que su dieta debe basarse en ingredientes de origen animal, pero pueden comer otras cosas como frutas y verduras. En la mayoría de las dietas caseras, como la dieta BARF, el consumo de frutas y verduras abarca desde un 10 a un 20% de su ración diaria, pero si la mascota ya come pellet, podemos utilizar menos (desde un 3 a un 10%) y darlas como snack, sin alterar su salud gastrointestinal. Si quieres saber más de la dieta BARF, te invitamos a leer nuestra nota “Dieta Barf: Las nuevas tendencias en alimentación para tu mascota”. De todas formas, siempre que quieras ir complementando su dieta con diferentes verduras, deberás ir probando de a poco a ver cómo la tolera tu regalón, ya que cada perrito es diferente.

En general, la verdura le daremos a nuestro perrito, deberá ser entregada según cómo la consume el humano, es decir, las que comemos crudas, se las damos crudas, y las consumimos cocidas, se las damos cocidas, siempre cuidando que estén bien lavadas y de no agregarle aditivos ni saborizantes, como la sal, por ejemplo. Si quieres saber sobre las frutas en la dieta de tu regalón, te invitamos a leer nuestra nota “¿Qué frutas puede comer mi perro?”.

A continuación te mencionaremos algunas verduras beneficiosas para la salud de tu mascota:

  • Zapallo camote: Esta verdura se las debes dar cocida y sin cáscara. Es muy buena para cuando se enferman de la guatita, ya que es suave, rica, y tiene muy buena digestibilidad. También es antiinflamatoria, contiene buena cantidad de fibra y agua, y múltiples vitaminas como la C, E y B.
  • Zanahoria: Se pueden dar crudas o cocidas, pero su digestibilidad no es tan buena, así que es recomendable molerla, ya que a algunos perritos les cuesta más disolverla en su intestino. Sin embargo, tiene bastantes beneficios, ayuda a la vista y mejora la piel, siendo también una buena fuente de fibras, agua y vitaminas A, B y E.
  • Pepino: Tiene una gran cantidad de agua, por lo tanto, es muy refrescante, sobre todo en épocas de calor, y además contiene vitamina C, calcio, hierro, magnesio, entre otros. Además, tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Espinaca: Puede darse cruda o cocida, y es muy rica en varios tipos de vitaminas y minerales, como el hierro y el calcio. Tiene propiedades antioxidantes, ayudando a mejorar la salud de las células.
  • Tomate: Se puede dar siempre y cuando esté bien maduro y sin cáscara, ya que estando verde puede ser tóxico. Por lo anterior, hay personas que prefieren no darlo. Es rico en fibra y vitamina A, buen antioxidante, diurético, y ayuda a combatir infecciones.
  • Crucíferas: Estas son el repollo, brócoli, coliflor, entre otras. Es importante darlas cocidas y cuidar la cantidad, ya que pueden ser algo pesadas y producir exceso de gases en nuestras mascotas. Es mejor partir con ellas de a muy poco para ir viendo la tolerancia individual de cada regalón. Son muy ricas en vitaminas, antioxidantes, fibra, zinc, y selenio, pero lo más importante es que se ha visto que pueden ayudar en casos de cáncer ya que tienen propiedades antitumorales.

Si tu perrito come dieta natural, puedes utilizar estas y otras verduras para incluir en su dieta, pero de todas maneras te recomendamos que te asesores por un médico veterinario especialista en alimentación natural, para llegar a un buen equilibrio nutricional y mantener así tu compañero mantenga una buena salud. Por otro lado, si come alimento comercial, puedes utilizarlas como snacks saludables o para aumentar su fibra, en el caso de que su alimento no cubra bien este requerimiento. Sea cual sea la forma que elijas entregar las verduras, te recomendamos partir de a poco para ir evaluando su tolerancia y así no afectar su normal salud gastrointestinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.