X
Regístrate
Cuidados / Salud

Mi perro destruye mis cosas

#Cuidados / Salud

Mi perro destruye mis cosas

Muchos perritos se dedican a jugar todo el día, pero también pasan su tiempo destruyendo algunas cosas de la casa, como zapatillas, cojines, controles remotos, muebles, e incluso muerden paredes. En esta nota te contaremos por qué ocurre esto y te daremos algunos consejos para mejorar esta destructiva conducta.

Es muy frecuente que los perritos cuando son cachorros muerdan todo, como parte de su exploración normal al ir descubriendo cosas nuevas. Además, entre los 3 y 4 meses comienzan a cambiar sus dientes, sintiendo la necesidad de morder objetos para aliviar el dolor en sus encías. Te invitamos a leer nuestra nota “¿Por qué mi cachorro muerde todo?” para saber más de este comportamiento específico en cachorros.

En adultos es menos común encontrar este comportamiento, ya que ellos debiesen haber aprendido qué cosas deben y no morder. Si aparece este problema en ellos, significa que algo no anda bien con él y es necesario descubrir cuál es la causa de este comportamiento.

Dentro de las causas más frecuentes de destrucción de objetos en perros adultos están:

– Aburrimiento: Cuando pasan mucho tiempo solos durante el día y no tienen con qué entretenerse, pueden comenzar a destruir lo que encuentren a su paso para pasar el rato.

– Ansiedad por separación: Esto pasa cuando los perritos son muy regalones de sus dueños, por lo que al alejarse de ellos, su ansiedad aumenta. Esta sensación los puede llevar a ladrar sin parar y llorar o romper cosas para liberar esta frustración.

– Falta de ejercicio: Todos los perritos necesitan gastar energía en distintas cantidades, y muchos necesitan salir a pasear o correr, sobre todo los perros jóvenes y las razas más inquietas. Cuando esto no ocurre, buscan la manera de hacerlo en casa y esto puede traducirse en la destrucción y zamarreo de distintos objetos de su hogar.

– Estrés: Cuando están estresados pueden alterar su comportamiento y traducir esto en la destrucción de diferentes objetos, pudiendo ser su único signo, o pueden tener otros, como disminución de su ánimo, ladridos, lloriqueos, entre otros.

– Poco tiempo en la familia: A veces adoptamos perros adultos que no tienen claras las reglas de la casa, y por estrés de los cambios o exploración, pueden empezar a morder cosas del nuevo hogar.

Para ayudarlo debemos analizar cuál podría ser el origen de su comportamiento destructivo y desde ese punto es como podremos empezar a combatir el problema. Te dejamos a continuación algunos consejos generales para evitar que puedan romper cosas mientras descubres cuál es la causa inicial y la trabajas.

– Juguetes: Todos los perros tienen gustos diferentes en cuanto a los juguetes, por lo debes tenerle una gran variedad y descubrir sus preferencias para que se entretenga. Se recomiendan bastante los juguetes que les puedes meter snacks dentro, ya que se mantienen entretenidos por más tiempo.

– Juegos: Dedícale tiempo a jugar contigo, con sus mismos juguetes o a corretearse por la casa. De esta forma estrecharán lazos, se entretendrá, se sentirá mucho mejor si el problema es estrés, y gastará energía.

– Paseos: Pasear un par de veces al día los ayuda bastante a gastar energía y distraer su mente en otras cosas, disminuye el estrés de estar encerrado, solo, o aburrido. Esto los beneficiará física y mentalmente. Recuerda siempre llevarlo con su collar, arnés y correa para cumplir con la tenencia responsable de mascotas.

– Música o televisor prendido: Si es ansiedad por separación, a veces ayuda dejar algo que genere ruido y voces de manera que se sienta acompañado en casa.

– Restringir áreas: Puedes dejar lugares cerrados para prevenir la tentación de ir a romper algo en ese espacio, como piezas o cocina. También puedes usar corrales para mascotas o separadores de ambientes.

Lo importante es descubrir la causa primaria de su comportamiento destructivo, ya que es de esa base desde donde deberemos comenzar a hacer cambios. Si no logras mejorar esta conducta, puede que tu perrito lo tenga demasiado incorporado, y podrías necesitar en ese caso la ayuda de algún etólogo veterinario (especialista en comportamiento). Sin embargo, puedes igual ayudarte de estos consejos, para complementar su entrenamiento.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.