X
Regístrate
Alimentación

Cuidados especiales de perros y gatos en invierno

#Alimentación

Cuidados especiales de perros y gatos en invierno

Llegan los días más fríos y debemos cuidar de la salud de nuestros perros y gatos, ya que las bajas temperaturas los hacen propensos a enfermarse. En esta nota te daremos algunos consejos para proteger a tu regalón de la manera correcta.

Lugar de descanso

Al llegar los días fríos, es muy importante el lugar donde duerme tu mascota, especialmente en cuanto a la temperatura, ya que en la noche la temperatura ambiental desciende. Si tu perro duerme en el patio, preocúpate de que tenga donde cobijarse, como su propia casita (1) y que idealmente tenga una cama o mantita, para aumentar el calor y la comodidad (2). Si duerme dentro de tu hogar, procura que no reciba corrientes de aire y que su cama esté aislada de la humedad del piso. Si tienes un gato, probablemente encuentre el lugar perfecto para no pasar frío dentro de la casa, pero si tiene acceso al exterior, fíjate que quede adentro durante la noche, o bien, que tenga cómo entrar a la hora que quiera volver. En general los gatitos prefieren salir durante las noches, ya que son animales nocturnos. Si quieres saber más respecto a esto, te invitamos a leer nuestra nota “¿Por qué los gatos son nocturnos?

1-

2-

Ropa de abrigo

Al contar con un pelaje adecuado para las bajas temperatura, no es necesario, en general, abrigar a las mascotas. Vestir a los gatos es casi imposibles, les incomoda y sólo algunos se dejan si es que se acostumbran desde pequeños. En perritos es más frecuente utilizar algún tipo de chaleco, en especial en los que son más friolentos y les cuesta sobrellevar el frío, por ejemplo, en razas pequeñas, cachorros, perros viejitos, de pelo muy corto, o con poca grasa corporal. Lo ideal es que si necesita abrigo, este se utilice sólo en los momentos de más frío, como en paseos en días muy helados o durante la noche, ya que si dejamos la ropa todo el día se puede ver afectada la salud de su piel y pelo. Para saber más acerca de las mascotas que se deben abrigar y las que no, y sobre el momento ideal para esto, te invitamos a leer “Cuándo debo abrigar a mi mascota”. Además puedes visitar nuestra nota “Cómo elegir ropa para mi perrito”.

Baño y corte de pelo

Si bañas a tu mascota en un día muy helado, debes secar su pelo con toalla y secador, y este debe quedar muy seco, ya que al no hacerlo, tu mascota podría resfriarse. Por esto mismo es que se recomienda disminuir la frecuencia del baño para disminuir riesgos de enfriamiento, por ejemplo, sólo bañarlos una vez al mes o cada dos meses como máximo. Además, a los perritos y gatitos que se les corta el pelo, es mejor dejarles su pelaje largo durante el invierno o sólo recortar un poco las puntas, ya que su manto le ayudará a mantener mejor el calor. 

Alimentación y ejercicios

En general las mascotas comen un poco más durante el invierno, buscando aumentar sus calorías diarias para soportar de mejor manera los días fríos. Se debe tener cuidado con esto, ya que al comer más y evitar salir a ejercitarse por el frío, pueden engordar, trayéndoles consecuencias negativas en su salud (diabetes, obesidad, enfermedades articulares, cardiacas y respiratorias). Para no caer en esto, se debe llevar control sobre lo que comen con un alimento (3) de calidad y cuidar que tengan sus ejercicios diarios, aunque haga frío, pudiendo sacarlos a pasear en las horas menos heladas del día, o si salen menos o son gatos de interior, incentivarlos a jugar en casa con nosotros o con múltiples juguetes (4).

3-

4-

Cachorros, ancianos o animales enfermos

Debemos tener un mayor cuidado cuando tenemos cachorros (perros o gatos) ya que no son capaces de autorregular bien por si solos aún su temperatura corporal, por lo tanto, es mejor mantenerlos en el interior de la casa durante la noche. También pasa esto con animales viejitos, su capacidad de autorregular se ve disminuida por el paso de los años y es mejor mantenerlos temperados. En animales enfermos debemos también tener ojo con el frío, por ejemplo en:

– Mascotas con artrosis, el frío puede empeorar los dolores.

– Si tienen enfermedades respiratorias también pueden verse empeorados con las bajas temperaturas.

– Enfermedades crónicas: cáncer, enfermedades metabólicas, enfermedades autoinmunes, etc., mantienen las defensas más bajas de lo normal en nuestras mascotas, por lo que son más predisponentes a resfriarse cuando sufren cambios bruscos de temperatura o pasan mucho frío.

Ahora ya sabes cómo proteger a tu mascota del frío durante el invierno. Sigue nuestros consejos y evitarás resfriados innecesarios y disfrutarán juntos de mejor manera los días más helados del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.