X
Regístrate
Alimentación

Caldo de huesos para tu mascota

#Alimentación

Caldo de huesos para tu mascota

Existen varios complementos naturales alimenticios que podemos utilizar para mejorar la nutrición de nuestras mascotas, o suplementarla en caso de necesitarlo. En esta nota te contaremos sobre los beneficios de dar caldo de huesos a nuestros regalones junto con su dieta diaria, cómo prepararlo fácilmente en casa y cuánto es lo que debe comer de esto.

Beneficios

El caldo de hueso es un excelente suplemento alimenticio, de muy fácil absorción para nuestros perros y gatos, y está lleno de minerales y colágeno. Al ser de alta digestibilidad y suave al intestino, es muy bueno para animalitos enfermos, sensibles, o convalecientes de problemas digestivos. Además, al tener colágeno, es muy bueno para las articulaciones, sobre todo en animales en crecimiento o en viejitos que empiezan a perder la elasticidad de sus articulaciones. Al ayudar a la salud intestinal, mejora la inmunidad de todo el organismo, por lo tanto, también es beneficioso darlo en mascotas con enfermedades crónicas de cualquier tipo, o simplemente de manera preventiva para mantenerlas con su inmunidad reforzada. Por último, sirve bastante para los animalitos mañosos, ya que es altamente palatable y puede servir para que al mezclar el caldo con su comida, se la coma con más ganas.

Preparación y almacenamiento

Ingredientes:

– Huesos de pollo, vacuno, pavo, etc. Puedes elegir el que quieras, prefiere los que tengan médula y partes que tengan también cartílago.

– Vinagre de manzana.

– Agua hirviendo.

– Opcional: Verduras.

La preparación es bastante sencilla, aunque toma algo de tiempo. Lo primero es conseguir los huesos, comprándolos en la carnicería o utilizando los que sobren de tu propia comida. Puedes usar una olla de presión o una convencional, llenando con los huesos hasta la mitad o ¾ de su capacidad. Luego agregas el agua hirviendo, sobrepasando los huesos en máximo 4 centímetros (la idea es que el resultado quede espeso) y 3 a 4 cucharaditas de vinagre de manzana para facilitar la extracción de los microcomponentes de los huesos (idealmente que tengan médula ya que es muy rica en nutrientes). Si a tu mascota le gustan (sobre todo a los perros), puedes agregar algunas verduras para agregar sabor, vitaminas y antioxidantes, pero esto es opcional. Te invitamos a leer nuestra nota ¿Los perros pueden comer verduras? para saber más acerca de esto. Tapa la olla y déjala al menos 45 minutos a fuego bajo, pero puedes dejarlo hasta 2 horas, mientras más tiempo de cocción es mejor.

Una vez lista la cocción, retira la capa de grasa que pueda haberse formado en la parte superior del caldo y retira todos los huesos. Los huesos cocidos están prohibidos para nuestras mascotas ya que al cocinarlos pierden su elasticidad y se astillan, siendo muy riesgosos para la salud de ellos.

Al ir enfriándose el caldo se debería poner más espeso y gelatinoso. Puedes almacenarlo en cubetas para hielo y lo congelas para que te dure más tiempo, ya que guardadas en el refrigerador sólo duran 3 días. Vas descongelando a medida que vas necesitando, pero no lo descongeles en el ambiente, hazlo dejándolo el día anterior en el refrigerador, ya que a temperatura ambiente pueden aprovecharse las bacterias e infectar tu preparación, lo que generará posibles problemas gastrointestinales en tu regalón.

Cómo y cuánto

En teoría se da una cucharada sopera de caldo de hueso al día por cada 10 kilos de peso, pero esto puede variar según la individualidad de cada mascota. Te recomendamos comenzar de a poco para ir viendo cómo responde al suplemento, así que debes ir fijándote que las heces no se ablanden al incorporar el caldo a la dieta. Puedes darlo mezclado con su alimento comercial, con su alimentación natural si utilizas esta dieta, o simplemente como snacks a deshoras.

Ya ves, es muy fácil preparar el caldo de huesos y posee muchísimos beneficios para nuestros perros y gatos, además de que les encanta el sabor, es muy natural y potencia la nutrición diaria de nuestros regalones. ¡Hazlo feliz y hazle un rico caldo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.