X
Regístrate
Cuidados / Salud

Cómo ayudar a mi mascota a bajar de peso

#Cuidados / Salud

Cómo ayudar a mi mascota a bajar de peso

Aunque muchas personas crean que los perritos gorditos se ven ‘’bonitos y sanitos’’, el sobrepeso y la obesidad son problemas muy frecuentes en ellos. Esto puede traer consecuencias negativas en su salud, y muchas veces pueden llegar a ser graves. En esta nota te contaremos las causas más frecuentes, las repercusiones que estas traen a su salud, cómo saber si existe o no el problema, y cómo podemos ayudar a nuestro regalón a volver a su peso ideal.

Existen varias causas que pueden llevar a nuestra mascota a subir de peso, las más frecuentes son:

– Mala alimentación: Los perros y gatos necesitan ciertas calorías al día para mantener su peso ideal, pero muchas veces nos pasamos en la ración que realmente requieren. También, las mascotas siempre están pidiendo un poco más y muchos caemos con sus miradas dulces y les damos lo que quieren. Además de la cantidad, es importante la calidad. Los alimentos con exceso de carbohidratos también los tienden a engordar, ya que ellos no están fisiológicamente preparados para una alta cantidad de ellos en la dieta (sobretodo el gato que es carnívoro estricto), por lo tanto, lo que logran asimilar, lo pueden guardar como grasa corporal.

– Sedentarismo: Cuando los sacamos a pasear poco o dejamos de jugar con ellos, se ponen  más flojos y las calorías que necesitan a diario son menores, sin embargo, les seguimos dando la misma cantidad de alimento.

–  Enfermedades: Existen algunas enfermedades que también pueden afectar su peso, como el hipotiroidismo, sobretodo en perros, (te invitamos a leer nuestra nota “Hipotiroidismo en perros” para saber más sobre esta enfermedad) y problemas articulares que puedan disminuir su actividad por dolores.

El problema es que el sobrepeso y la obesidad no son saludables para nuestros regalones, pueden generar otros problemas en el cuerpo, como artrosis, diabetes, problemas cardíacos y respiratorios (sobre todo en obesidad).

¿Cómo saber si hay sobrepeso u obesidad en nuestra mascota? Debemos fijarnos en varios puntos en el cuerpo de nuestro regalón: las costillas no deben verse a simple vista pero sí deben sentirse fácilmente al palpar su tórax, debemos fijarnos en que se le vea además una cintura mirándolo desde arriba, y el abdomen no debe estar colgante sino que liso y firme. No debemos olvidar pesarlo constantemente para ir controlando posibles variaciones en su peso.

Para ayudarlos a bajar de peso te dejamos algunos tips:

– Es ideal que primero sea evaluado por un médico veterinario para descartar que pudiese tener alguna enfermedad que lo esté haciendo engordar. 

– Respecto a su alimentación, buscaremos alimentos que tengan pocos carbohidratos (ojalá libres de grano), que contengan en su mayor proporción ingredientes de origen animal y que sean altos en fibra (puedes preguntarle al veterinario cuál te recomienda). Deberás fijarte en la cantidad que especifica el envase si utilizas alimento comercial, e ir controlando que coma sólo eso durante su tratamiento de pérdida de peso. La alimentación natural es muy buena para ayudarlos a bajar de peso, pero debes asesorarte con un veterinario especialista en nutrición natural para utilizarla de la manera correcta. Si quieres darle snacks, busca los más naturales y que no tengan muchos carbohidratos, como trocitos de verduras que le gusten o carne deshidratada sin grasa (en pequeñas cantidades) o similares que encuentres en snacks comerciales. Es mejor dividir su ración diaria en varias porciones al día, para evitar la sensación de hambre y así no sea tan difícil el proceso para tu regalón.

– Ejercicios: Al igual que en nosotros los humanos, para bajar de peso, es esencial acompañar la nueva alimentación con ejercicios. Podemos comprar diferentes juguetes para estimularlos al movimiento (sobre todo en gatos, ya que a la mayoría no le gusta salir a pasear) y así ejercitarán de manera entretenida mejorando su salud física y mental, además de estrechar los lazos contigo si juegas con él. En perros también puedes complementar con paseos diarios, pero anda de a poco viendo la tolerancia de tu regalón al ejercicio, ya que no podemos sobre exigir su cuerpo, es mejor partir con paseos cortos y caminando, y paulatinamente aumentar los tiempos e ir viendo la posibilidad que pueda empezar a correr o jugar, por ejemplo, en alguna plaza o parque. No olvides que debes salir con lo que nos exige la tenencia responsable, es decir, con su collar, correa y arnés.

Sigue estos sencillos consejos para ayudar a volver a tu mascota a su peso ideal, así mantendrás mejor controlada su salud y su bienestar. Si se te hace difícil esta tarea, te recomendamos consultar con su veterinario para que te ayude y guíe más de cerca durante el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.