X
Regístrate
Cuidados / Salud

Maniobra de Heimlich en perros

#Cuidados / Salud

Maniobra de Heimlich en perros

Así como nos ocurre a los humanos, nuestros perros también corren el riesgo de atorarse con comida o algún objeto. Para ellos también existe la maniobra de Heimlich, la que deberíamos saber todos los que vivimos con algún peludito en casa. En esta nota te contaremos cómo realizar esta técnica, la que podría salvarle la vida a tu regalón.

Si ves que tu perro está atorado, debes saber qué hacer de inmediato. Si está tosiendo deja que lo haga, esta es la forma natural que tiene el cuerpo para intentar expulsar lo que está obstruyendo sus vías respiratorias. Si ves que no tose o no logra sacar el objeto al hacerlo, debes meterle los dedos en la boca y buscar por todos lados para ver si logras alcanzar y retirar el objeto en cuestión.

Si no funciona con tus dedos, puedes ayudarlo dándole unos 5 golpes firmes en la espalda, entre los hombros, con la parte baja de la palma de la mano, haciendo presión hacia adelante.

Si no logras alcanzar el objeto que está obstruyendo con los dedos, puedes tomar a tu perro desde atrás y levantarlo. Si es pequeño, y te lo puedes, tómalo de las caderas y levántalo, ponlo boca abajo y sacúdelo ligeramente un par de veces. Si tu perro es muy grande, levántalo sólo de las patas traseras, con sus manos apoyadas al suelo y agítalo un par de veces.

Otra opción es hacer lo que se hace en humanos. Te pones por detrás de tu perro, de rodillas si es muy pequeño, y colocas tu puño en el abdomen (o 3 a 4 dedos si es de raza pequeña), justo donde terminan las costillas, entre ellas al centro, por donde está la boca del estómago. Con tu otra mano cubres tu puño o dedos y haces una fuerte presión hacia arriba y adelante, pero cuidado de no hacerlo demasiado fuerte para no romperle una costilla. Luego de presionar un par de veces, busca en su boca a ver si logras encontrar el objeto que estaba obstruyendo.

Estas son las técnicas en la maniobra de Heimlich, estúdialas y apréndelas si tienes un perrito en casa, no son tan difíciles y podrías salvarle la vida en caso de atoramiento con comida u objetos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.