X
Regístrate
Cuidados / Salud

Lenguaje corporal en perros

#Cuidados / Salud

Lenguaje corporal en perros

Aunque los perros ladren y comuniquen mensajes a través de sus ladridos, su principal forma de comunicarse entre ellos y con nosotros es a través del lenguaje corporal, es decir, a través de gestos y movimientos con su cuerpo.

Muchos creemos entender bien este lenguaje y decimos que nuestro perro es el más expresivo y siempre sabemos lo que quiere, pero… ¿Será tan cierto? En esta nota te contaremos de los principales movimientos y gestos corporales según su estado de ánimo, y te podrás dar cuenta, que no siempre los interpretamos de la manera correcta.

 

1- Contento:

Un perro contento tendrá en su cara una expresión relajada, sin tensar músculos, sus pupilas estarán más pequeñas, se puede acercar a ti moviendo su cola en el aire o como “helicóptero” si está muy emocionado de verte, incluso puede mover su trasero junto con la cola. Mientras más felices, algunos pueden mantener su boca algo abierta, su lengua puede colgar hacia afuera y jadear un poco, puede intentar lamerte por donde pueda y estar cerca de ti. Al verlo moverse contento y seguro, verás su cola más bien levantada y lo principal es que tendrá los músculos de todo el cuerpo completamente relajados.

 

2- Juguetón:

Cuando tu perro quiera jugar estará contento e inquieto, moviendo su cola rápidamente, puede bajar las patas delanteras y levantar el trasero con las patitas de atrás, se mueve de lado a lado intentando llamar tu atención para invitarte a jugar (a ti o a otro perro), puede saltar y dar pequeños ladridos cuando está muy ansioso, incluso hay algunos que dan pequeños mordiscos en la desesperación de que juegues con él y lo tomes en cuenta. También puede tener estas conductas al llegar la hora de su comida o su snack. (Sobre todo en perros golosos)

 

3- Asustado o nervioso:

Con estas emociones es cuando debemos tener más ojo, ya que la podemos confundir con otros estados. Cuando un perro está asustado esconderá su cola entre sus piernas, se agachará lo más que pueda como intentando desaparecer del mundo, sus orejitas las bajará también y su expresión facial será apretando más músculos, cejas algo levantadas y pupilas dilatadas. Puede estar intentando esconderse ya sea en su cama, detrás de un mueble, entre tus piernas o dando vueltas de manera inquieta buscando la forma de escapar de esa situación. Sea cual sea el caso, no debes obligarlo a enfrentar eso que le provoca miedo, ya que es probable, que de este sentimiento pueda pasar a nerviosismo y luego a modo defensivo e intentar morder lo que se le cruce para protegerse. 

Si está nervioso o estresado puede mostrarse inquieto, intentará sacar la mirada de lo que lo tiene así y, si puede, alejarse de la situación. Comienzan a relamerse (algo muy común que pocos notamos), se puede intentar rascar, aunque no les pique nada solo para liberar la tensión del momento. Los bostezos son comunes también y muchas veces lo confundimos con que tiene sueño, pero si no está relajado, el bostezo casi siempre es por estrés. Estas son señales que se siente incómodo, que está nervioso y estresado, por lo tanto, debemos tener cuidado, ya que, si lo hacemos mantener ese estado mental, puede pasar a modo defensivo y volverse agresivo.

 

4- Modo defensivo y agresivo:

Si el perro entra en modo defensivo quiere decir que te está advirtiendo que te puede morder y posiblemente lo haga si seguimos presionando. Veremos entonces a un perro tenso en todos sus músculos, del cuerpo y de la cara, con los pelos del lomo que se empiezan a levantar. Comienza a mostrar los dientes arrugando su nariz y gruñendo, también puede ladrar. Las orejas comienzan a agacharse o a irse hacia atrás. Si no sale de este estado y la amenaza es inminente para él, entrará a el estado agresivo, donde solo se lanzará a atacar mordiendo (posiblemente gruñendo durante el proceso).

Estos son solo algunos de los sentimientos que demuestran los perros con su lenguaje corporal, vale la pena estudiar estos y otros, para poder tener una mejor conexión con nuestro regalón y entender realmente cuando está contento o está incómodo, y así no mal interpretar las señales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.